• STAFF

¿Roncas? aqui te decimos algo que te interesa



  • Esto es lo que pasa en tu cuerpo mientras roncamos.

Uno podría verlo del lado positivo y pensar que roncar es una manera de atraer a una pareja para llamar su atención a la hora de dormir. Desafortunadamente, no es así. Sin embargo, por mal vistos que sean los ronquidos, todos los hemos experimentado alguna vez en nuestras vidas.

Los ronquidos son causados por vibraciones en los conductos del aire al momento de dormir y de relajar el cuerpo. Se trata de una acción inconsciente en la que el ser humano logra imitar, de la mejor manera posible el sonido de un puerco.

La mala noticia es para las personas que duermen con alguien que ronca, ya que es uno de los sonidos más fuertes que puede llegar a emitir un ser humano; se han registrado sonidos de ronquidos de hasta 92 decibeles, lo que significa que si estás tratando de compartir la cama con una persona que ronca, será mejor que tomes tus precauciones.

Fisiológicamente, los ronquidos son muy simples; roncamos cuando nuestros conductos de aire están ligeramente inflamados o obstruidos, lo que ocasiona vibraciones en la campanilla y en la parte de atrás de la garganta.

Estas obstrucciones pueden ser causadas por dormir en un ángulo poco adecuado; por ejemplo, dormir boca arriba hace los ronquidos más prominentes; también pueden ser causados por tomar muchos rélajantes, pastillas para dormir, o ir a la cama borracho.

Otra causa común son los depósitos de grasa alrededor de la garganta, por ello, una forma de tratar los ronquidos es hacer ejercicio y perder peso; aunque también puede ser un síntoma de apnea del sueño, un trastorno en el que el cuerpo deja de respirar durante la noche.

También, los ronquidos aparecen en las personas con el paso de los años, aunque hay niños que roncan, es más común que aparezcan de manera natural en individuos mayores de 60 años, lo que indica por qué 40% de las mujeres y 60% de los hombres, que sobrepasan esta edad, roncan.

No obstante, los ronquidos no son del todo buenos, ya que pueden inducir a un ataque cardiaco o a un colapso, afortunadamente hay muchas maneras de combatirlos.

Un primer paso es hacer las cosas al revés y retroceder el proceso, la mejor manera es por medio de cirugía; otras formas menos drásticas son a través de implantes no quirúrgicos que se colocan en las vías respiratorias para liberar el paso del aire, o sujetadores para poner la lengua y la boca en la posición adecuada.

En casos severos de apnea del sueño, lo ideal es colocarse un ventilador o tanque de oxígeno para asegurar que la persona siga respirando.


Periódico Poder Político 2020

Poder Político es una publicación de Editora del Sureste S.A.

Comentarios: periodicopoder_politico@hotmail.com