• STAFF

Avanza nacionalización de Basílica de Guadalupe; no tenía dueño, tras la reforma de 1992



El gobierno tiene la aceptación de la Iglesia católica para que el nuevo recinto mariano, atrio y anexos pasen a formar parte del patrimonio inmobiliario federal

gobierno federal recibió el aval de la Iglesia católica para llevar a cabo el proceso de nacionalización de la nueva Basílica de Guadalupe.

Fuentes del Episcopado Mexicano, de la Arquidiócesis de México y del propio Cabildo de Guadalupe, así como de la Secretaría de la Función Pública confirmaron que no se interpondrá inconformidad para concretar el proceso.

Con ello, la declaratoria oficial por la que se formaliza la nacionalización del inmueble denominado “Templo Nueva Basílica de Guadalupe, Atrio y Anexos”, ubicado en Plaza de las Américas números 1 y 2, en la colonia Villa de Guadalupe, está a días de ser emitida en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

En el DOF se publicó el 28 de octubre de 2015 la notificación a las partes interesadas del inicio del proceso y se les otorgó 15 días para presentar impugnaciones, en su caso. Como no las hubo, el proceso avanza de común acuerdo con el gobierno.

El recinto mariano, inaugurado en octubre de 1976, no estaba inscrito en el Registro Público de la Propiedad, pero tampoco la Iglesia podía reclamarlo como suyo.

De acuerdo con la ley, los templos abiertos al culto antes de la reforma de 1992 deben pasar a manos del Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales.

ACEPTAN EXPROPIAR LA NUEVA BASÍLICA

La nacionalización de la Nueva Basílica de Guadalupe avanza sin contratiempos. Tanto la Iglesia Católica como el gobierno federal decidieron allanar el camino jurídico y evitar las impugnaciones.

Tras la notificación publicada en el Diario Oficial de la Federación, el 28 de octubre de 2015— la Iglesia tenía un plazo de 15 días para inconformarse. Pero no lo hizo.

Por su parte, el Arzobispado Primado de México no presentó ningún recurso de inconformidad, por lo que el siguiente paso será emitir la declaratoria administrativa por la que se formalice la nacionalización del inmueble

A partir de ese momento, el Estado asumirá y el control de la propiedad, así como la administración del templo que resguarda la tilma de San Juan Diego, en la cual se encuentra plasmada la imagen de la Virgen de Guadalupe.

Pese a todo, la nacionalización no sorprende a las autoridades eclesiásticas. No es la primera vez que sucede. Así está estipulado en la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público.

Dicha legislación —publicada en el Diario Oficial de la Federación el 15 de julio 1992 y puesta en vigor el 16 de julio de ese mismo año—indica que todos los templos abiertos al culto público antes de enero de 1992, año en que se concretó la reforma en materia religiosa, impulsada por el expresidente Carlos Salinas de Gortari, pasarán a ser propiedad de la nación.

Debido a que la Nueva Basílica de Guadalupe fue construida en 1979, antes de la mencionada reforma, no pudo ser inscrita en el Registro Público de la Propiedad.

De acuerdo con el mandato federal —y obedeciendo a la notificación publicada en el Diario Oficial de la Federación, el 28 de octubre de 2015— referente a la Ley de Nacionalización de Bienes, ya ha comenzado el trámite de estatificación.

Dicho recurso, cabe subrayarlo, se pone en marcha justamente “cuando un bien perteneciente a alguna asociación religiosa no está inscrito en el Registro Público de la Propiedad.”

El documento que se le hizo llegar a las autoridades del recinto guadalupano explica claramente: “Se notifica la nacionalización del inmueble denominado Templo Nueva Basílica de Guadalupe, Atrio y Anexos ubicado en Plaza de las Américas números 1 y 2, colonia Villa de Guadalupe, Delegación Gustavo A. Madero”.

Por tal motivo, la nacionalización de la Nueva Basílica de Guadalupe sólo implicaría al edificio que comprende el Atrio, además de algunos “Anexos”, que no son especificados en el oficio.

En otras palabras, sólo se estaría nacionalizando la construcción. Aunque la administración pasaría a manos del Estado, todo lo referente a la liturgia continuaría bajo la tutela del Arzobispado Primado de México y de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).


Periódico Poder Político 2020

Poder Político es una publicación de Editora del Sureste S.A.

Comentarios: periodicopoder_politico@hotmail.com