• STAFF

Ana Teresa de Asís y el fraile mendicante Jorge Castañeda piden limosna


Ana Teresa de Asís y el fraile mendicante Jorge Castañeda piden limosna

La Hora Cósmica Por Cosme Haces

Cuando Inocencio III, considerado el Pontífice más poderosos de todos los tiempos, se propuso allá en la remota edad media convertir a la Iglesia en un trabuco que lo mismo librara sangrientas y victoriosas batallas en cruzadas contra los sarracenos en Jerusalén o los cátaros en Languedoc, y metiera en cintura a los obispos faraónicos, como diría hoy el Papa Francisco, encontró dos sólidos pilares para su política: Dos humildes frailes mendicantes que recorrían las aldeas medievales sosteniéndose de limosnas y predicando contra el clero corrupto, los señores tiránicos y los herejes. Hoy son santos: San Francisco de Asís y Santo Domingo de Guzmán. Dos personajes un tanto excéntricos y medio locos, exaltados activistas que movían con su prédica encendida, turbas de desarrapados dispuestos a darle la vuelta a la tortilla. Ni más ni menos, que lo que está por ocurrir en Puebla, guardadas las debidas proporciones. Ana Teresa Aranda, como una poverella de Asís, se lanza a la campaña electoral con un presupuesto de 319 mil pesos y un spot de 20 segundos en radio o televisión por día, que son las prerrogativas que le otorga el Instituto Electoral del estado. Los spots Este día los medios poblanos se centran en el tema: comenzó la guerra de los spots, reportan. Y precisan que mientras al PAN y el PRI con sus alianzas concentraron el 79 por ciento del espacio disponible en radio y TV, las tres propuestas restantes: PRD, Morena y la candidata independientes tendrán una presencia en conjunto de apenas 14.5 por ciento. Una proporcion de risa, pero así está hecha la ley electoral. La peor parte, la lleva la candidata independiente que no tiene siquiera un partido que la respalde ni con recursos, ni con estructura. A Antonio Gali le corresponde el 45 por ciento de los spots: dos mil 218 mensajes de 30 segundos cada uno y a Blanca Alcalá mil 668. A Ana Teresa Aranda, aún le descuentan los 123 mensajes de las dos primeras semanas, porque todavía no estaba en campaña. Total, una miseria, en recursos y en spots. Nada, si se considera que la propia Ana Tere proyecta una campaña que según sus cálculos le costaría de 25 a 30 millones de pesos. ¿De dónde los va a sacar? Una lismosnita Con exagerado optimismo, afirma que de donativos de sus simpatizantes, para lo cual abrirá una cuenta bancaria donde podrán hacerse las aportaciones, desde 100 pesos hasta 122 mil que es la cooperación máxima permitida. “Yo no le tengo miedo al tema del dinero. Sé que es una elección donde hay que competir con el voto comprado y nosotros no lo vamos a hacer así. Aquí lo importante es trabajar la propuesta sobre las nuevas tecnologías para empatar con los ciudadanos. Construir ciudadanías es más difícil que cautivar clientelas”, afirma la optimista candidata. En su auxilio ha salido Jorge Castañeda, él mismo aspirante a una candidatura independiente por la Presidencia, que aporta prestigio, pero no dinero y refuerza la solicitud de recursos. Castañeda pasa también la charola para Ana Tere. Según Castañeda, las aportaciones de los particulares, pondrán el piso parejo. Pue ahí están, Ana Teresa de Asís y Castañeda de Guzmán, pidiendo la limosna. Por el amor de Dios... y de la democracia! /*


Periódico Poder Político 2020

Poder Político es una publicación de Editora del Sureste S.A.

Comentarios: periodicopoder_politico@hotmail.com