• staff poder politico

LAS ELEGIDAS “UN INDIGNANTE RELATO SOBRE COMERCIO SEXUAL EN  MEXICO



Exhibida en la 68ª edición del Festival de Cannes, la misma en la que el mexicano Michel Franco ganó el Premio a Mejor Guion por Chronic: El último paciente, Las elegidas llega a las salas del país precedida de opiniones que resaltan sus méritos artísticos y su vocación de indignación, concientización y denuncia.

La familia de Ulises (Óscar Torres) lidera una red de prostitución. Él se encarga de la captación de nuevas chicas a través del enamoramiento y posterior secuestro.

Su víctima más reciente es Sofía (Nancy Talamantes), con quien desarrolla un vínculo afectivo que, después de entregarla al negocio familiar, le impide permanecer tranquilo. Motivado por la culpa y un sentimiento franco hacia ella, barajea opciones para sacarla y ponerla a salvo, aun si ello implica arruinar la vida de otras jóvenes.

© Proporcionado por Invent MX S.A.P.I. de C.V.

Las elegidas evidentemente es una película que responde a las realidades mexicanas, aquellas que conciernen al alarmante índice de prostitución de menores de edad.

El director y guionista David Pablos tiene claro que un relato serio sobre la explotación sexual requiere una aproximación realista que estimule en el espectador identificación, preocupación y reflexión.

De ahí, por ejemplo, la elección de habitantes de Tijuana para cubrir los roles principales, el insistente enfoque a rostros y emociones o el lenguaje básico en diálogos.

No obstante el realismo, Pablos se muestra respetuoso y sensible ante el tema y en distintas ocasiones se allega de recursos alegóricos para no caer en un agujero de morbo y escándalo gratuitos.

© Proporcionado por Invent MX S.A.P.I. de C.V.

Las Elegidas puede observarse como un filme necesario, de esos trabajos que el tiempo convierte en referencias culturales de una problemática determinada.

Pero es ahí mismo, en su mérito principal, donde se percibe cierta falta de propósito o innovación, como si la película solo estuviera cumpliendo con esa máxima anónima que atribuye al cine mexicano un afán de explorar los mismos temas de siempre.

Para cuando corren los créditos finales queda en evidencia el perfil festivalero de la película. Naturalmente una nación refleja sus realidades a través del arte, pero en el caso de México se antoja que esto obedece más bien a una tendencia negada a la apertura y cuya única finalidad, pareciera, solo es colocarse en los certámenes de cine.*/