• STAFF

Estados Unidos desmantela red de lavado; detectan “mercado negro de pesos”



Cuatro personas fueron detenidas por manejar al menos 60 millones de dólares del Cártel Jalisco Nueva GeneraciónUtoridades federales estadunidense buscan a tres fugitivos, luego de detener a cuatro personas acusadas de lavar al menos 60 millones de dólares del Cártel Jalisco Nueva Generación en operaciones de “mercado negro de pesos”.

PUBLICIDAD

inRead invented by Teads

La procuraduría federal en Los Ángeles detalló que la red ofrecía dólares a bajo precio a empresas legítimas mexicanas que tenían que hacer pagos en Estados Unidos.

Según las autoridades, las transacciones se llevaban a cabo principalmente entre las ciudades de Guadalajara y Los Ángeles, pero incluían transferencias a Italia y Hong Kong.

El dinero en dólares que se ofrecía sin informar a las empresas mexicanas era producto del narcotráfico, de acuerdo con la procuraduría.

Gustavo Barba, un empresario de 59 años de edad, propietario de empresas cambiarias en Guadalajara y Los Ángeles, fue arrestado el viernes al cruzar la frontera por la garita de Otay, unos 30 kilómetros al sureste de San Diego, bajo cargos de ser el intermediario entre el dinero del narcotráfico que recibía en Los Ángeles y la venta de dólares a empresarios mexicanos.

Barba utilizaba su sucursal en California y una joyería en Los Ángeles para efectuar las transacciones internacionales.

El encargado de la oficina de Barba Internacional en Los Ángeles, Isaías Navarro, de 37 años, el joyero Gervork Hagopian de 61 años y Vidal Gutiérrez Vargas de 51 años fueron arrestados el miércoles en la noche acusados de colaborar con Barba.

Los prófugos son Roberto Castañeda, de 77 años de edad, suegro de Gustavo Barba; José Luis Guízar de Palo Alto, en el norte de California, y Leo Alfonso Álvarez residente en Edimburg, Texas.

El encauzamiento dice que Barba recibía dinero en efectivo producto del narcotráfico en Los Ángeles. Posteriormente hacía cambio de moneda, transferencias, compra de oro y uso de cheques de diversas personas.

La investigación estuvo a cargo de la Agencia Federal Antidrogas (DEA) y el Servicio tributario de Rentas Internas (IRS). La averiguación comenzó hace siete años.

Las autoridades identificaron que el dinero que se movía entre Guadalajara y Los Ángeles es del Cártel Jalisco Nueva Generación.

Uno de los prófugos, Leo Alfonso Álvarez, se sospecha que ampliaba a ese estado las operaciones entre California y Jalisco.*/


Periódico Poder Político 2020

Poder Político es una publicación de Editora del Sureste S.A.

Comentarios: periodicopoder_politico@hotmail.com