• staff poder politico

Es la primera vez que se usa un robot así en EEUU.



El sospechoso de desatar el ataque más letal contra agentes de la ley en Estados Unidos desde el 9/11 murió de una manera peculiar: por la explosión de un robot en el lugar donde estaba parapetado.

El sospechoso, Micah Xavier Johnson, de 25 años, un veterano de Afganistán, se encerró en el interior del garaje de estacionamiento del Centro College durante varias horas la noche del jueves antes de que la policía se decidiera a usar un explosivo, dijo el alcalde Mike Rawlings el viernes por la mañana. Las negociaciones con el sospechoso se habían estancado.

Un robot similar al usado en Dallas. Foto de la revista Time.

“No vimos otra opción más que usar nuestro robot y colocar un dispositivo para detonarlo donde estaba el sospechoso. Otras alternativas hubieran colocado a nuestros oficiales ante un grave peligro”, dijo el jefe de la policía de Dallas, David Brown.

“El sospechoso murió como resultado de la detonación de la bomba”, añadió.

Muchos expertos creen que esta es la primera vez que un robot de desactivación de explosivos se ha utilizado de esta manera en suelo estadounidense, ya que por lo general se usan en territorio hostil, como Irak o Afganistán.

Peter W. Singer, un experto en tecnología militar, comentó que este tipo de robot se ha usado en Iraq.

Son controlados de forma remota, y se utilizan para tareas como la vigilancia y la investigación de las bombas sospechosas. Algunos están equipados con dos intercomunicadores e incluso cámaras de alta definición y visión nocturna para permitirle a los agentes negociar con los sospechosos sin riesgo.

El estacionamiento del Centro College, donde se parapetó el sospechoso durante horas y se detonó el robot con explosivos. Foto de AP.

Cuando se implementa para la desactivación de bombas, a menudo se utilizan pequeños explosivos con el fin de activar la bomba más grande.

Kelsey Atherton, un autor de la revista Popular Science que se especializa en tecnología de defensa, tuiteó que él también pensaba que esta es la primera vez que se usa un robot así en EEUU.

“Todo el sentido de que tienen los robots es hacer las cosas que no podemos lograr que los seres humanos estén dispuestos a hacer de forma segura", y que si bien se trataba de una “utilización extraordinaria” para el robot, lo de Dallas fue un “caso extraordinario”.

Aunque esta es la primera vez que se usa para eliminar a un individuo, la policía de EEUU ha usado antes esta tecnología.

En abril, los miembros de la Patrulla de Caminos de California utilizaron un robot de desactivación de bombas para entregar una pizza a un sospechoso atrincherado. Y en 2013, un equipo SWAT en Albuquerque usó otro para quitarle una manta a un individuo suicida atrincherado en su habitación, comprobando si estaba armado o no. No se encontró el arma y un equipo SWAT lo detuvo.