• staff poder politico

México: Presupuesto no es resultados.



Foto: Boletín

La revista Expansión publicó en su edición especial de los Juegos Olímpicos una infografía sobre los países que más han destinado recursos económicos al deporte en el 2016. México aparece con una inversión total de $151,916,757 millones de dólares, ubicándose por encima de países como Panamá con 74 millones y Argentina con 12 millones.

El país que más ha invertido, según esta publicación, es Brasil con más de 476 millones de dólares.

Sin embargo, dicha inversión no se refleja con los resultados que se han obtenido en la justa olímpica, donde México no ha ganado absolutamente nada, salvo un decoroso cuarto lugar en pistola de aire.

Y el problema es que dicho recurso no es para todas y todos los deportistas ya que las becas del Programa CIMA, un fideicomiso creado por el Estado, solo se otorga a los mejores deportistas. ¿Y qué significa ser uno de los mejores?

  • Ser uno de los ocho mejores del mundo en su disciplina;

  • Tener la perspectiva de quedar entre los primeros 16 puestos en Juegos Olímpicos.

Sólo 65 deportistas mexicanos, según la publicación de Expansión, cuentan actualmente con esta beca.

El presupuesto deportivo se divide entre todas las Federaciones de los distintos deportes practicados en México, lo que impide tener un control y seguimiento estricto de resultados del mismo. Además, muchas Federaciones no han logrado atraer inversiones privadas, las cuales en muchos casos dudan de la transparencia y buen manejo de los recursos.

Otro punto a tomar en cuenta, es que en nuestro país algunas Federaciones como la de fútbol, son totalmente independientes de la CONADE y no necesitan recursos para su funcionamiento. Incluso se dan el lujo de imponer su marca deportiva para los futbolistas mexicanos, la cual es distinta a la del resto de la Delegación Nacional. Aún con ese poderío hoy México está eliminado del fútbol olímpico.

Retomando la comparación de recursos invertidos en otros países, resalta el caso de Argentina y Colombia, ambos con un presupuesto menor al de México. Sus resultados en los Juegos Olímpicos de Río al 10 de agosto son los siguientes:

Colombia: 1 ORO – 1 PLATA

Argentina: 1 ORO

Son muchas las circunstancias e intereses que rodean al deporte en México. Desde los aspectos económicos, aquí abordados, hasta los relacionados con la falta de visión de la política nacional de deporte y la designación de un inexperto en la CONADE. Este funcionario ha destacado más por pasearse con su novia en Brasil, que por acompañar y apoyar a la Delegación Mexicana.

El presupuesto en deporte necesita acompañarse de un cambio de perspectiva de lo que significa ser deportista en México. Se debe, desde mi perspectiva, tomar en cuenta los siguientes aspectos:

  • La práctica del deporte no debe verse como un hobby;

  • Las becas deben estar condicionadas a resultados y no como un premio o recompensa a resultados previos, que en muchos casos son imposibles de alcanzar sin apoyos económicos;

  • El presupuesto en deporte debe dejar de ser considerado como una simple beca y debe ser un visto como recurso estratégico para el desarrollo del país;

  • Ser entrenadora o entrenador no debe ser un oficio mal pagado, debe ser considerado como una profesión clave y de alta especialización que aporte a la difusión de la práctica del deporte en México y alejar de las adicciones y otros problemas sociales a nuestras niñas y niños;

  • La inversión privada requiere de incentivos y de un manejo transparente por parte de las Federaciones, para que puedan ser un factor clave de crecimiento del deporte en nuestro país y un socio estratégico para lograr resultados como sucede en Estados Unidos;

  • La CONADE debe insertar en su estructura a ex figuras y figuras actuales del deporte mexicano mediante esquemas como los Consejos Deportivos, para que aporten con sus ideas y experiencia a la conformación de una verdadera política del deporte en México;

  • Se debe buscar una paridad de transmisión de los deportes que se practican en nuestro país. No todo debe ser fútbol.

[1] Maestro en Derechos Humanos y Democracia por la FLACSO México y alumno de la Maestría en Gobernanza y Desarrollo en la Universidad de Amberes, Bélgica. Consultor en temas internacionales, derechos humanos y migración.