Cierran la llave en el SNTE 23


BRAULIO PAISANO

Más de 150 millones de pesos deben maestros que querían casa Braulio Paisano

Puebla, Pue.- En mayo de éste año que está por terminar, salió a la luz pública un fraude millonario cometido en contra de maestros del Sindicato de Trabajadores de la Educación (SNTE) adheridos a la sección 23 en Puebla.

Los daños patrimoniales aparentemente perpetrados por el dirigente de la 23 Emilio Salgado Néstor, los integrantes del colegiado sindical y la empresa Perímetro Arquitectónico que afectan a por lo menos maestros y suman poco más de 40 millones de pesos pueden quedar impunes.}

Resulta que hoy por la mañana, integrantes de la SNTE 23, representantes del Consejo Directivo Nacional y personal que laboran en el edificio sede en Puebla cerraron ésta mañana las cuentas bancarias de la 23, lo que pone de manifiesto que los afectados n


o recibirán, tal como se los habían prometido, su dinero se quedó, para algunos en la congeladora, para otros en manos de sus estafadores.

Desde finales de octubre de este mismo año, Alejandro Ariza, de finanzas, y otros camarillas, solicitaron a los afectados reuniones donde se les escucho, se les dio atención y asesoría, todo entre comillas, pues la idea era ganar tiempo y lograr que saliera la convocatoria de cambio de dirigencia, lo cual ocurrió hace un mes. Sin embargo, en cada reunión, en pequeños grupos de 5 o máximo 10 afectados, les lavaron el cerebro, los enredaron, lo acabaron de hundir. En esas reuniones, le pidieron que firmaran contratos que no habían sido creados hasta ese momento, pólizas, fechadas en el año 2014 o 2013, de cuando se supone se abrieron los créditos. Y que avalan sumas escandalosas.

Hay a la fecha maestros, que deben un millón de pesos, pagaderos a 5 o 6 años, que les descontarán directo de sus cuentas laborales y que no podrán desconocer, en esas mismas reuniones también les prometieron que serían borrados de los sistemas de adeudo de los fondos FAC 23 y F1, al viernes 9 de diciembre aun existían las cuentas por pagar.

El caso es que, Emilio Salgado Néstor volvió a engañar a los maestros, los hundió, les vendió el alma y lo entregó a la duda. Ahora resulta que las afectaciones podrían alcanzar más de 150 millones de pesos.

Mientras tanto, aparecen cuentas bancarias, propiedades invaluables, vehículos y cientos de historias alrededor del dirigente más vivales en los últimos años de la sección 23 del SNTE. Emilio Salgado. Y el aún secretario trabaja día y noche, para que quede uno de sus elegidos, quienes tienen la obligación de tapar a toda costa las malandrerías de su líder, quien les prometió sucederlo y así contra con el poder sindical y el dinero que permitió su inexplicable enriquecimiento. Por lo que según distintas versiones al interior del estado, Emilio Salgado está amedrentando a secretarios generales y delegados de las distintas regiones, para concretar que uno de sus elegidos lo suceda y le cubra las espaladas.

Hoy todo está cerrado, el IX Congreso Magisterial para la renovación de la dirigencia sindical del SNTE ocurrirá en un par de días, y ahí, como Pilatos, Salgado Néstor se lavará las manos. Y dejará a su sucesor la papa caliente. Mientras nadie supo dónde quedó la lanita