Confiscan 10 mil galones de alcohol adulterado en 'resorts



Las autoridades comenzaron a investigar estos balnearios a principios de este año después de que Abbey Conner, una joven de 20 años de Wisconsin, muriera en enero bajo circunstancias misteriosas en el resort Iberostar Paraíso del Mar, en Playa del Carmen.

Según el Journal-Sentinel, ella y su hermano Austin, de 22 años, fueron encontrados inconscientes en la alberca del resort después de beberse "cuatro o cinco caballitos de tequila", seguido de un coctel misterioso que Austin dijo que parecía una Jägerbomb, aunque no estaba seguro de qué era realmente.

En el hospital, ambos hermanos fueron encontrados con porcentajes de alcohol en la sangre por encima de 0.20. Austin se recuperó, pero unos días más tarde le quitaron el soporte vital a Abbey.

Cuando se enteraron de la tragedia, la familia de la víctima, los McGowan de Pewaukee, Wisconsin, no obtuvieron respuestas sobre la muerte de su hija. Pero después de que su periódico local, el Journal-Sentinel, comenzara a investigar, el Departamento de Estado advirtió en julio a los turistas que se dirigían a México sobre el alcohol contaminado.

Una posible explicación no sólo para el caso de McGowan, sino también para otros incidentes del estilo, que a veces devinieron en robos y asaltos, un fenómeno que incluso había empezado a aparecer en las reseñas de Yelp de estos resorts.

"Ha habido denuncias de que el consumo de alcohol contaminado o deficiente ha resultado en afectaciones de salud o desmayos", dijo el Departamento de Estado, seguido de una advertencia para beber con moderación.

Pero los contrabandistas mexicanos han hecho una fortuna con la venta de licores de alto octanaje como la raicilla, la oveja negra de la familia de las bebidas hechas de agave, que también incluye tequila y mezcal.

Un estudio reciente encontró que hasta el 36 por ciento del alcohol mexicano podría ser producido ilegalmente.

Los reguladores confiscaron alcohol adulterado de decenas de resorts, hoteles y clubes nocturnos en ambas ciudades turísticas, incluido el bar del vestíbulo del resort Iberostar Paraíso del Mar donde se hospedaba Abbey Conner.

Desde entonces, las autoridades mexicanas suspendieron el funcionamiento del bar del hotel.

"Es impresionante e impactante", dijo la madre de Conner al Journal-Sentinel en respuesta a las redadas de las autoridades. "Es obvio que hay cosas que deben investigarse y subsanarse".