• STAFF

#Opinión- La quema de Judas y los traidores en México-De Norte a Sur



En las actividades religiosas y paganas que se llevan a cabo en toda Semana Santa no falta el recuerdo del apóstol Judas Iscariote por haber traicionado a Jesucristo. En México es tradición la quema de Los Judas, aquéllos que son identificados por traicionar sobre todo al pueblo pues las figuras que son presas de las llamas son siempre de políticos que, a diferencia del personaje bíblico, nunca se arrepienten de lo que han hecho contra los empobrecidos gobernados pues no tienen llenadera para quedarse cínicamente con lo que pertenece a la mayoría. En este contexto ningún político se salva, pero como sucede desde hace unos 80 años los del Partido Revolucionario Institucional (PRI) son los más repudiados y ahora con mayor fuerza dada la proximidad de las elecciones, entre ellas la presidencial, del primero de julio.

Dicen los que han estudiado el tema que Judas ha pasado a la tradición cristiana posterior como el traidor por antonomasia. La animadversión popular hacia el personaje se expresa fielmente en la quema, apedreamiento o linchamiento ritual de numerosos muñecos llamados Judas. Y según una leyenda medieval este personaje, antes de traicionar a Cristo, cometió varios pecados horribles como el fratricidio, el parricidio e incesto, Ciborea, madre de Judas, soñó que el hijo que iba a tener sería una amenaza para su propio padre, para Dios y para su pueblo. Por esa razón, lo abandonó nada más nacer en una cesta, que arrojó al mar. La cesta fue a parar a la isla de Iscariote, y la reina del lugar, que no tenía hijos, adoptó al niño. Sin embargo, poco después quedó embarazada y dio a luz a un hijo. Judas creció junto a este niño, su hermanastro, una criatura bondadosa a la que maltrataba continuamente. Finalmente, lo mató y huyó a Jerusalén, donde entró al servicio del gobernador de su patria (Pilatos) y, a petición de éste, entró a robar manzanas en el jardín de su padre. Sorprendido in fraganti, mató al padre. Después, se casó con la viuda de éste, es decir, con su propia madre. Tras averiguar su verdadera identidad, trató de expiar su culpa convirtiéndose en uno de los apóstoles de Cristo —pero, lejos de redimirse, acabó traicionando a su maestro.

Lo anterior es con el fin de ilustrar que el personaje en cuestión, así como sus seguidores, fue, es y serán lo peor, lo que queda plenamente confirmado a diario en México. Y lo peor es que entre ellos mismos se señalan, basta escuchar a los candidatos presidenciales, que se desatarán precisamente este Viernes Santo al iniciar oficialmente la campaña electoral aun cuando ya se hayan dado con todo desde antes.

Traición es el verbo más conjugado por la clase política en la historia del México reciente. Hoy el Instituto Nacional Electoral (INE) con Lorenzo Córdoba a la cabeza, no está exento de acusaciones por lo hecho y de sospechas por su desempeño en un proceso en que se juega el futuro del país con una campaña oficial en marcha desde el Viernes Santo. Son graves los riesgos contra la voluntad soberana que se ejerce con el voto ciudadano. Junto con el PRI en el poder se trabaja –cómo negarlo— en un fraude electoral. Se siente desde ahora esa traición que, por fortuna, puede fracasar, aunque no sucedió así en los recientes comicios del Estado de México ni de Coahuila, donde el priismo hizo todo lo negativo para triunfar. Otras instituciones han sido mencionadas como protagonistas del atraco, principalmente los tribunales electorales y las secretarías de Estado a través de sus titulares que, al igual que ahora, pasan por encima de las leyes con una FEPADE que actúa a su favor.

Senadores y diputados también son traidores en su mayoría. Basta recordar la frase del priista Emilio Gamboa Patrón, líder de un grupo parlamentario tricolor que se jacta de que en el Senado de la República la ley se viola a diario. Lo cierto es que, como las cuentas del Rosario, los legisladores conspiran contra quienes los eligieron y el país. Juegan a su antojo con las Afores, el salario mínimo, los gasolinazos y la carestía de los productos básicos; con las jubilaciones y pensiones, la reforma al campo y su privatización de la tierra; con las foto multas, las grúas, el predial, el agua, la luz, el deporte, la violencia, inseguridad y otros atracos motivados por la gran burocracia que representan los integrantes del Gabinete. También con la privatización del petróleo, las minas; y con las desgracias que sufren víctimas y familiares de los desaparecidos, secuestrados, los asesinatos de mujeres y los damnificados por los sismos.

Cada seis años la familia política que es una con distintas denominaciones se disputan el poder para seguir traicionando y ahora los partidos políticos pactan alianzas con ese único objetivo disfrazado con declaraciones que impugnamos la mayoría al darse cuenta que esos institutos políticos actúan dando la espalda hasta a sus propios principios. Por ejemplo, José Antonio Meade Kuribreña, que va por el PRI, a pocos convence de que va contra la corrupción cuando su desempeño en cinco secretarías de Estado la ha solapado; Ricardo Anaya, el panista que ha dividido a los azules, lejos está de cumplir lo que pregona porque es símbolo de lo que ataca; y El Mesías, Andrés Manuel López Obrador, no está exento de señalamientos incluso de sus más fervientes seguidores.

Por eso es que la quema de los Judas es una costumbre nacional que nunca se va a terminar.

DESDE EL CENTRO

Jorge Narváez, encargado del despacho en la SAGARPA, afirmó en reunión con delegados que la veda electoral no va a paralizar a la dependencia responsable del sector agroalimentario del país. “No hay ni simulaciones ni supuestos, así como ningún otro tipo de distracción que pueda servir como pretexto y dejar de hacer las cosas, dejarlas pasar o el hacerlas mal”… El Peje, líder en encuestas, arrancará su tercera campaña por la Presidencia de la República el domingo en Ciudad Juárez, Chihuahua; Pepe Toño Meade, que no crece, lo hará en Mérida, Yucatán, y Ricardo Anaya, el panista en problemas, convocó al estadio de Celaya, Guanajuato… Francisco Jiménez Pablo, líder de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala—MN, informa que en estas vacaciones habrá toma de casetas de peaje, en respuesta, aseguró, de que el gobierno no hace nada por resolver la problemática del agro. Los estados con más protestas serán los de Nayarit, Chiapas, Veracruz, Puebla y Querétaro, Tabasco, Yucatán y el territorio mexiquense… El tocayo Max Correa Hernández, Dirigente de la Central Campesina Cardenista (CCC), advierte que si AMLO no cumple a los campesinos, El Tigre estará en su contra y adelantó que se preparan brigadas en defensa del voto que, asegura, será a favor del tabasqueño.

tigrebilly@hotmail.com


Periódico Poder Político 2020

Poder Político es una publicación de Editora del Sureste S.A.

Comentarios: periodicopoder_politico@hotmail.com