Adán Augusto asegura que trabaja con un grupo de priistas y panistas para la Reforma Electoral


El secretario de Gobernación, Adán Augusto López, señaló que se tiene un grupo de trabajo, con el PRI y algunos panistas, para sacar la reforma electoral en acuerdo con otros partidos.


Asimismo, aseguró, que no busca la desaparición del Instituto Nacional Electoral (INE) ni del registro federal.


Sin embargo, líderes del PAN en el Congreso negaron toda negociación y advirtieron que no tocarán la autonomía del INE.


Detalló que el gobierno federal no busca la eliminación del INE ni suprimir el Registro Federal de Electores o quedarse con el padrón, sino “la desaparición de lo que se conocen como OPLES (Organismos Públicos Locales Electorales), cuya tarea la realizaría ya el INE y eso fortalece las tareas del instituto”.


“Esa es la reforma electoral que se está platicando, se está construyendo y creo que dentro de pronto me va a tocar regresar a los estados, a las legislaturas, a pedir que apoyen una reforma constitucional. “Y si me preguntan que, si la estamos construyendo con el PRI, sí, hay un grupo de trabajo donde participan legisladores del Partido Revolucionario Institucional, algunos de Acción Nacional y de otras fuerzas políticas que están tratando de construir una propuesta definitiva de reforma constitucional. Se trata, pues, de hacer política”, manifestó.


Jorge Romero rechaza la negociación


Por su parte, el coordinador panista en la Cámara de Diputados, Jorge Romero, rechazó toda negociación y “sugirió” al secretario “que no ponga el desorden”.


“El grupo parlamentario del PAN está formalmente en la mesa de trabajo sobre la reforma electoral para discutir más de 100 iniciativas al respecto. Reiteramos: votaremos contra todo aquello que vulnere a nuestras autoridades electorales”, advirtió.


“Sugiero al secretario Adán Augusto López que no ponga el desorden. No hay ‘algunos panistas’ negociando nada. El grupo parlamentario del PAN está formalmente en la mesa de trabajo sobre la reforma electoral para discutir las más de cien iniciativas al respecto”, remarcó en un mensaje a través de redes sociales. En el Senado, la bancada del PAN advirtió: “No vamos a negociar ni un milímetro la autonomía e independencia del árbitro electoral. Así es que hagan la presión que quieran, pero aquí no van a pasar, porque se trata de que se cuenten bien los votos y que exista democracia en este país”


En rueda de prensa, el legislador Damián Zepeda acusó que el presidente López Obrador disfraza su iniciativa de democrática pero lo que busca es hacerse del control del INE y tener también el dominio del Congreso, a través de un modelo de integración que le permita la sobrerrepresentación.


Reconoció que hay temas que pueden discutirse y mejorarse, como un INE que cueste menos, mejorar la representación en las cámaras y robustecer la rendición de cuentas, entre otros, pero “jamás a costa de la democracia”.