Alejandro Gómez Sánchez renunció a su cargo como fiscal del Edomex


Tras ocho años frente al órgano, Gómez Sánchez dimitió al cargo por “motivos personales”


Nombrado fiscal del Estado de México en 2014, durante el gobierno de Eruviel Ávila (2011-2017), Alejandro Gómez Sánchez ha renunciado este miércoles por temas de salud.


Gómez Sánchez dirigió el órgano en dos períodos: cuando se llamaba Procuraduría General de Justicia y su transacción a Fiscalía, un órgano autónomo. En una conferencia de despedida, el funcionario ha señalado: “Este ha sido el reto más grande en mi vida profesional. En estos casi ocho años frente a la Fiscalía General de Justicia, en un balance general, se tienen resultados positivos”, expresó.


El ex fiscal señaló que presentará hoy su renuncia ante la Sexagésima Primera Legislatura del Edomex y refrendó su agradecimiento al actual mandatario estatal, Alfredo del Mazo Maza.