ALFARO REPRIME A PEPENADORES POR PROTESTAR TRAS QUEDARSE SIN TRABAJO


En el estado de Jalisco ya se hizo costumbre que el gobernador emecista Enrique Alfaro Ramírez reprima a los ciudadanos que protestan para exigir solución a sus problemas. Es sabido también entre la opinión pública que es intolerante a la crítica y represor de los derechos humanos.


La tarde de este lunes aplicó todo el aparato de la ley en contra de un grupo de pepenadores, que representa a uno de los sectores más vulnerables de la llamada Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG). Ante el cierre del vertedero Matatlán a finales del mes de abril, los pepenadores mantenían un plantón desde hace cinco días frente a Palacio de Gobierno para exigirle a Alfaro Ramírez una rápida solución que les permita seguir trabajando.

Los recolectores de basura habían cerrado el paso a la circulación de automovilistas en el cruce de Avenida Juárez y Corona, por lo que el Gobierno de Jalisco envió a su cuerpo de antimotines para someterlos.

El saldo resultante fue de 67 personas detenidas, siete de ellas con lesiones leves, de las cuales dos son policías.


En el segundo día del plantón, los recolectores de basura ya habían expresado su malestar porque las autoridades no los atendían. Aracely Batres, secretaría del Sindicato de Pepenadores de Jalisco, dijo que de parte del gobierno estatal les pidieron que sus peticiones fueran realizadas mediante oficios y otros documentos, por lo que a final no hubo ningún acuerdo.

Lo cierto es que Alfaro Ramírez ya había mostrado un desdén en el tema, delegando el problema en los municipios porque aseguró que se trataba de un tema de índole municipal.


Previamente, el presidente de la Asociación de pepenadores del Estado de Jalisco Andrés Gaona aseguró que si fueran integrantes de la Cámara de Comercio del Estado, ya se les habría atendido.

“No nos vamos a doblar, no nos vamos a rendir hasta que el señor gobernador nos dé una solución de fondo porque la basura es problema de todos… Somos parte de Jalisco y no somos ciudadanos ni de primera ni de segunda, estoy seguro que si viniera la Cámara de Comercio ya los habría atendido, pero como somos pepenadores… Somos alrededor de dos mil personas y si no nos reciben o nos dan una solución vamos a tener que pensar en hacer presiones más grandes”, dijo.


El Secretario General de la CROC (Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos) Jalisco Antonio Álvarez Esparza también condenó el uso excesivo de la fuerza en contra de los pepenadores.

“Exigimos que el gobierno del estado aclare de qué se trata esto por qué la agresión a los trabajadores y que se ponga en libertad inmediata a los trabajadores que están detenidos son gente que trabaja y pide una solución, ellos tuvieron que actuar porque estaba bloqueada la vialidad, sin embargo la reacción de la autoridad me parece excesiva cientos de personas como si se tratara de delincuentes…”, reclamó.


No es la primera ocasión que Alfaro Ramírez descarga su furia contra ciudadanos. Sucedió el 4, 5 y 6 de junio del 2020 cuando agentes de la Fiscalía de Jalisco con el rostro cubierto ‘levantaron’ a jóvenes que protestaban en las inmediaciones del edificio de esa dependencia por el asesinato de Giovanni López a manos de policías municipales. Un hecho conocido como el halconazo de Guadalajara.


También reprimió a jóvenes que protestaron en la línea 2 del tren ligero por el abrupto aumento de la tarifa del transporte público en la ZMG en julio del 2019.