Amber Heard podría enfrentar nuevos conflictos legales en caso de no indemnizar a Johnny Depp

Actualizado: 11 oct


El jurado determinó el pasado 1 de junio que la actriz deberá pagar poco más de 10 millones por daños y otros 5 millones en concepto de multa, aunque esta última fue rebajada por orden de una jueza del estado de Virginia


La batalla legal entre Johnny Depp y Amber Heard llegó a su fin el pasado 1 de junio, tras más de un mes de desconcertantes testimonios y secretos de una relación matrimonial turbia. El jurado le dio la razón al protagonista de la icónica saga Piratas del Caribe y a su equipo de abogados, cuando fallaron a su favor en el juicio por difamación contra su ex pareja.


Después de tres días de deliberación, el jurado determinó el miércoles que la actriz deberá pagar poco más de 10 millones por daños y otros 5 millones en concepto de multa, aunque la jueza del condado de Virginia, EUUU, Penney Azcarate, rebajó esta última cantidad.


En su demanda inicial Depp reclamaba 50 millones de dólares por el artículo difamatorio publicado en 2018 en el diario The Washington Post y en el que Heard aseguró, sin mencionar el nombre del actor, que era víctima de abuso doméstico, hecho que afectó a Depp tras perder una serie de contratos laborales.


Sin embargo, tras el fallo en contra la defensora legal de Amber Heard, Elaine Bredehoft, un día después del veredicto final, compartió en una entrevista para TODAY de NBC que la expareja de Depp no tenía el capital para pagar la suma total señalada por parte del jurado: “Absolutamente no”, remarcó.


Dichas declaraciones causaron todavía más revuelo y muchos se preguntaban cuáles serían los nuevos conflictos legales a los que se enfrentaría Amber Heard. Por ello, la Revista People tuvo la oportunidad de hablar con una experta en la materia, la renombrada analista estadunidense Emily D. Baker.


La litigante explicó que, durante las confrontaciones en la corte, el abogado de Depp, Ben Chew, manifestó el nulo interés por parte del actor en que se resuelva este problema por el lado económico, por lo que si fuera en ese caso, ambas partes podrían tomar un acuerdo para limpiar la imagen del también protagonista de Charlie y la Fábrica de Chocolates.


En caso de que no fuera así, se tendría que llevar a cabo un proceso externo a la corte, pero con el respaldo de la ley, para embargar bienes materiales de la actriz o retener el sueldo de la misma en un “proceso judicial muy largo para cumplir la sentencia”.


“Eso inicia un proceso completamente separado en la corte, de potencialmente embargar la propiedad, establecer las formas en que se debe pagar. Me imagino, y si soy el equipo de Depp, esto es lo que haría: buscarían obtener una orden judicial para evitar que Amber Heard repitiera declaraciones que el jurado consideró difamatorias y luego estipular que no se realizarán los pagos y que no habrá ningún juicio pendiente”


Asimismo, D. Parker recomendó a la barra legal de Johnny Depp encabezada por Benjamin Chew y Camille Vasquez a no caer en un problema de asuntos públicos, en donde pueda perder toda la credibilidad que recupero tras el fallo en su favor.


“Desde el punto de vista de las relaciones públicas, no sería ideal ver a Johnny Depp tratando de hacer cumplir este juicio de manera agresiva”, subrayó Emily D. Baker.


Cabe recordar que dentro del juicio salieron a la luz otros incumplimientos económicos por parte de la actriz, como cuando Amber Heard recibió 7 millones de dólares por parte de Depp, después de su divorcio de 2016, dinero que ella se comprometió a donar a organizaciones benéficas, pero que el equipo legal del icónico histrión desmintió.