AMLO DA PENSIÓN VITALICIA A 9 MIL EX TRABAJADORES DE LUZ Y FUERZA


Através de la Secretaría de Gobernación (Segob), se publicó un decreto con el que formaliza el programa de “Compensación vitalicia”, para dar apoyos a 9 mil ex trabajadores de Luz y Fuerza del Centro (LyFC); empresa estatal desmantelada durante el sexenio de Felipe Calderón.


El pasado 25 de agosto se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) un decreto a través del cual se estableció el Sistema de “Compensación Vitalicia”, creado con la intención de compensar a extrabajadores y trabajadoras de la extinta LyFC. El programa constará de apoyos mensuales correspondientes con el 50 y hasta el 100% del que era su salario, dependiendo de la antigüedad que tenían, para quienes llevaban al menos 19 años, 6 meses y un día de servicio al momento de la extinción del Luz y Fuerza el 11 de octubre de 2009. Los recursos para financiar dicho sistema provendrán del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (Indep).


El apoyo está destinado para aquellas personas se encontraban al servicio de LyFC el 11 de octubre de 2009 con con una antigüedad de al menos 19 años, 6 meses y 1 día, y que actualmente se encuentren con vida. Además es indispensable que no hayan sido jubilados de Luz y Fuerza y no formen parte del esquema de rentas vitalicias a través de Agroasemex, S.A., o reciban una pensión establecida en cualquier instrumento jurídico.


Quienes tenían trabajando 19 años con 6 meses y un día, recibirán el 50% de su salario en ese entonces, monto que se incrementará gradualmente hasta el 100% para quienes tenían 24 años y seis meses, o más, aunque no podrá exceder de los 67 mil pesos mensuales.


19 años 6 meses 1 día a 20 años 6 meses – 50%

20 años 6 meses 1 día a 21 años 6 meses – 60%

21 años 6 meses 1 día a 22 años 6 meses – 70%

22 años 6 meses 1 día a 23 años 6 meses – 80%

23 años 6 meses 1 día a 24 años 6 meses – 90%

24 años 6 meses 1 día en adelante – 100%


La percepción se actualizará en 2023 en proporción con el índice nacional de precios al consumidor, y contarán con un seguro de vida por 350 mil pesos en caso de fallecimiento.


Para poder recibir dicho beneficio, además, es necesario inscribirse a este en un plazo no mayor a seis meses a partir de la publicación del Sistema, ya que de lo contrario quedarán fuera del programa.


La desaparición de Luz y Fuerza del Centro


La desaparición de Luz y Fuerza del Centro sucedió por decreto del entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa en octubre de 2009. Este hecho es recordado como uno de los más grandes golpes a los derechos laborales en la historia de México. Gracias a la extinción de esta empresa estatal, más de 44 mil mexicanos y mexicanas se quedaron sin trabajo.


El 10 de octubre de 2009, las instalaciones de LyFC fueron tomadas por fuerzas federales. Dicho sitio fue transmitido a nivel nacional. El argumento del gobierno calderonista fue que las desproporcionadas prestaciones laborales de las que eran beneficiarios los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), estaban llevando a la compañía a la ruina.


“Esa noche 44 mil trabajadores vieron cómo la policía confiscó la empresa pública que suministró de energía al centro del país desde 1903, dejándolos desempleados. Otros 22 mil jubilados quedaron a merced del destino.


Para el SME, lo acontecido en 2009 significó “el final de un ejemplar contrato colectivo de trabajo, la destrucción del Sindicato Mexicano de Electricistas y la pérdida del futuro de miles de trabajadores”. Durante la conferencia del Presidente Andrés Manuel López Obrador del pasado 10 de febrero, el exsecretario general del SME, Rosendo Flores, reprochó que cuando se anunció la extinción de Luz y Fuerza, medios de comunicación, periodistas y comunicadores, “los mismo que hoy se quejan de vivir en un país polarizado”, ignoraron los reclamos de los trabajadores y celebraron la decisión del entonces presidente.


“No hubo nadie que nos volteara a ver. Los periodistas, las televisoras, los articulistas que hoy se quejan de vivir en un país polarizado miraban nuestra desgracia con indiferencia y hasta aplaudían la decisión cobarde del vendepatrias usurpador de Calderón”.


Durante esa misma conferencia, donde AMLO anunció la pensión para los extrabajadores de LyFC, Rosendo Flores dijo que fue una victoria para los trabajadores.


“Gracias, señor presidente, también a nombre de quienes se nos adelantaron en el viaje y no pudieron ver este acto grandioso por el que lucharon hasta el último de sus días. Hoy usted nos demuestra que tampoco hay derrotas definitivas y que la esperanza de una reinserción laboral es posible. Gracias, presidente, de todo corazón por devolvernos la justicia, la dignidad y la esperanza. Amor con amor se paga” finalizó.