AMLO DENUNCIA ANTE LA ONU A VULCAN Y SU MINERA CALICA POR DAÑO AMBIENTAL


La secretaria de Medio Ambiente, María Luisa Albores González, presentó ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) una denuncia contra de la empresa estadounidense Vulcan Materials Company por el daño ambiental que causó Calica, en Quintana Roo.


“María Luisa presentó una denuncia por destrucción del territorio que se está haciendo del conocimiento de organismos internacionales, es lo de Calica, en Quintana Roo”, informó el Presidente Andrés Manuel López Obrador durante su conferencia de prensa de este miércoles.

López Obrador planeaba llegar a un acuerdo con Vulcan Materials Company para que su filial “Calica”, ahora llamada Sac-Tun, deje de operar en la extracción de material pétreo en la zona de Quintana Roo, ya que causo un desastre ecológico en las playas de la zona.

“Nosotros vamos a hacerles una propuesta de uso de suelo sin esta destrucción, lo que está claro es que ya no permitimos la extracción de material. El único acuerdo es que lo que ya han extraído se lo pueden llevar, pero ya no van a poder extraer más. Y si no se llega a un acuerdo, a tribunales nacionales y extranjeros”, declaró en ese entonces.

A través de su cuenta de Twitter, la funcionaria anunció que este lunes interpuso la denuncia ante la alta comisionada de la ONU sobre derechos humanos, Michelle Bachelet.


Garantizan el futuro de las y los mexicanos


Por su parte, el Coordinador General de Comunicación Social de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez Cuevas, recalcó que el gobierno mexicano protege su territorio y la naturaleza “para garantizar un futuro a las próximas generaciones”.


El caso “Calica”


La compañía estadounidense Vulcan Materials Company opera en México desde la década de los 90 debido a que el entonces presidente, Ernesto Zedillo, le otorgó varios permisos y adquirió una serie de canteras de piedra caliza cerca de Playa del Carmen en dicha década, cuando la zona no era un destino turístico tan popular como ahora.


La empresa se dedicó por años a extraer y moler la piedra caliza para producir los agregados de construcción para carreteras, puentes, hospitales, escuelas, iglesias y otras edificaciones de concreto en Estados Unidos.

Debido al daño ocasionado, la compañía no puede seguir con la explotación del material, ya que en 2018 le bloquearon los permisos para hacerlo, por lo que pidió un arbitraje en el marco del Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte, que todavía no ha sido resuelto.


En este tenor, el pasado 5 de mayo, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) clausuró el predio La Rosita, de la empresa Calizas Industriales del Carmen S.A. de C.V. (Calica) que seguía habilitado para la extracción de piedra caliza.


El presidente AMLO indicó que ofreció a la compañía conservar lo ya extraído y que los terrenos se conviertan un parque ecológico, mientras su puerto se acondicione para cruceros o, incluso que se les compre los terrenos y el Gobierno decidirá si lo convierte en una reserva o no.

“Estamos trabajando en el documento para fundarlo, no cerramos la posibilidad del acuerdo, si ellos dicen que aceptan destinar el predio para un parque ecoturístico o de comprarles el terreno y ya nosotros vemos si lo declaramos reserva natural protegida con el uso de algunas zonas con propósitos turísticos pero no podemos permitir que sigan destruyendo el medio ambiente”, expresó el mandatario.


Pese a la oferta del mandatario, el pasado 22 de junio, éste aseguró que se interpondría una demanda ante instancias internacionales para que la empresa cesará de manera definitiva sus operaciones, pues aseguró que Calica no respeta los acuerdos a los que llegó con su gobierno y continúa la explotación de minerales y esto provoca daños al ambiente.


“No podemos permitir que sigan destruyendo el medio ambiente”, expresó el mandatario