AMLO, EL PUEBLO Y LAS ENCUESTAS



En los últimos días se han publicado varias encuestas, y todas coinciden en algo: que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) triunfará en las elecciones presidenciales en 2024, y que los partidos de oposición están en una severa crisis de donde, por más que hagan y digan, no se pueden levantar.


También las encuestas evidencian que la aprobación de nuestro presidente o aumenta o se mantiene, es decir, que la gente, a pesar de toda la guerra sucia y del “desgaste natural del poder”, continúa apoyando a Andrés Manuel López Obrador.


Muchos analistas conservadores se han preguntado insistentemente por qué las encuestas muestran estos resultados. Es decir, ¿Por qué los mexicanos continúan confiando en López Obrador y por qué la intención de voto por Morena no ha disminuido?


En columnas y mesas de debate, esos analistas se muestran sorprendidos, y tratan de explicarse el “apoyo al presidente”. Unos afirman que el pueblo es tonto, y que como AMLO les habla todos los días, se creen “sus mentiras”. Otros indican que la gente no se ha dado cuenta de que todo va muy mal, y por eso sigue simpatizando con la actual administración.


La cuestión es que muy pocos de estos analistas indican que la gente apoya a AMLO porque AMLO es un presidente que no invisibiliza al pueblo y que, al contrario, lo mira, lo menciona, lo reivindica y trabaja por él.


Sí, la gente está con AMLO porque AMLO ha cumplido la promesa de hacer justicia, y de “por el bien de todos, primero los pobres”.


Y aunque en internet mientan y en los medios de comunicación hagan guerra sucia y repitan hasta el hartazgo que nuestro presidente es lo peor, la gente no deja de apoyar a AMLO porque AMLO representa eso que siempre quiso de una mandatario: que trabajara para el pueblo.