AMLO INSISTIÓ EN QUE LA POLÍTICA ENERGÉTICA NO VIOLA LOS ACUERDOS DEL T-MEC:

“INTUYO QUE ES UN ASUNTO POLÍTICO”


El presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), reaccionó a la anexo de Canadá al reclamo que Estados Unidos (EEUU) inició contra México por considerar que la política energética incumple los acuerdos del Tratado comercial entre México, EEUU y Canadá (T-MEC).


Sin embargo, y en contraste con las críticas, el Jefe del Ejecutivo volvió a mostrarse despreocupado y volvió a minimizar la medida al señalarla como “un asunto político” impulsado por intereses particulares y sin argumentos.


“No hay ninguna violación al tratado (...) Tenemos elementos para responder (:..) Tengo indicios de que esto tiene que ver con los intereses creados afectados”.


Para ello, el Jefe del Ejecutivo volvió a recurrir a la reunión que sostuvo con empresarios de EEUU y Canadá, quienes, durante su gira por Washington, no expresaron inquietud alguna respecto al tema. Tanto así que, presumió, se comprometieron a invertir 40 USD mil millones en proyectos de México.


“Les diría que no son las empresas que tienen la inconformidad. Por eso intuyo que es un asunto político”, reafirmó en la mañanera de este 21 de julio.


Respecto a la resolución perse, López Obrador rechazó que el recurso sea de carácter “extraordinario”, pues recordó que el mecanismo ya se ha interpuesto en ocasiones anteriores por las tres partes: “Se contempla en el tratado”, subrayó.


Pese a mostrarse confiado en su política energética, el tabasqueño aseveró que su Gobierno dejará en claro que las relaciones comerciales trilaterales pueden establecerse, pero sin incidir en las políticas nacionales.


“Por ejemplo, en el tema energético, nosotros no vamos a poner en negociación el dominio de la nación sobre el petróleo. (...) En materia eléctrica es lo mismo. Tenemos que hacer valer nuestra soberanía”, comentó.


“Nuestras políticas las definimos en México y tienen que ver con nuestra Constitución y las Leyes (...) No vamos a quedarnos con los brazos cruzados”.

No obstante, también advirtió que la parte de México responderá si las resoluciones acordadas (ya sea por los tres participantes o por un organismo internacional) implicaran una sanción política hacia su administración.


“Tenemos elementos para responder y si se trata de una sanción de tipo política, pues también nos vamos a defender. Pero si no hay razón, nosotros nos vamos a quedar con los brazos cruzados. México es un país independiente”, aseveró.


Advierten sanciones millonarias por consultas de EEUU

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) se pronunció por la solicitud estadunidense: hecho que calificó - y advirtió - como una señal alarmante.


“Las controversias están en toda la cadena de valor del sector energético y en la industria eléctrica. El gobierno mexicano está afectando a la productividad del sector energético”.

La patronal recordó que la preocupación responde a la implementación de la actual administración de maniobras legales que afectan y desincentivan la atracción y retención de inversión extranjeras, estableciendo medidas discriminatorias en contra de las empresas extranjeras y acciones que representan una regresión en los compromisos ambientales.


Bajo ese sentido, la Confederación se dijo convencida de que las consultas representan para México la oportunidad de reconsiderar la participación de la inversión privada en el sector energético.


“La relación comercial y diplomática entre México, EEUU y Canadá debe estar libre de tensiones y fortalecerse con base en el respeto y cumplimiento de la ley, de los acuerdos multilaterales y del diálogo”, subrayó.