AMLO LAMENTA LO SUCEDIDO EN QUERÉTARO Y PROPONE ATENDER LAS CAUSAS


El Presidente Andrés Manuel López Obrador retomó el tema de lo sucedido el día sábado en el estadio “La Corregidora” en Querétaro y reiteró su intención de atacar las causas de la violencia, pues en el pasado la violencia se buscaba resolver solo con medidas correctivas en lugar de atender los orígenes.


En su conferencia matutina, el Presidente López Obrador abundó al respecto de los hechos ocurridos en el partido Querétaro contra Atlas. En dicho encuentro, se suscitó una violenta disputa entre aficionados de ambos equipos en el que los hinchas del equipo tapatío fueron los peor librados.

Después de ser tendencia durante todo el fin de semana, la violencia de los actos realizados por la barra de los “Gallos Blancos” fue reprobada por el mandatario. Este último se comprometió a darle continuidad a su plan para atender las causas de la violencia en México.


“Debemos de tener en cuenta, en consideración, ante estos hechos lamentables que se debe continuar moralizando al país y atendiendo los orígenes de la violencia; las causas de la violencia”

El mandatario hizo una critica a las estrategias de seguridad en el pasado. Aseguró que en lugar de atender las causas solo se buscaba resolver el problema de la violencia y la inseguridad con medidas coercitivas. Además dijo que en algunos casos, la seguridad del país estaba en funcionarios ligados con la delincuencia.


“Antes se pensaba que solo con medidas coercitivas se podía resolver el problema de la inseguridad y la violencia en México. Eso incluso era relativo, porque el tema de la seguridad en algunos gobiernos estaba en manos de la delincuencia.”

AMLO prefirió no ahondar en el último punto, pero dejó algo en claro “la paz es fruto de la justicia”. Y expresó que si en verdad se quiere pacificar al país, hay que atender las causas en lugar de luchar contra las consecuencias.


“Hay que atender las causas, hay que combatir la desigualdad económica y social. Hay que atender a los jóvenes, hay que desterrar la corrupción, hay que fortalecer a la familia; evitar la desintegración de las familias. Ese es el camino, y eso es lo que hemos iniciado.”

El presidente refirió que lo acontecido en la capital queretana fue un “resabio de los gobiernos liberales anteriores”. Argumentó que se debió a la apuesta del neoliberalismo por la corrupción, la impunidad y el abandono del pueblo.


Asimismo, aclaró que la estrategia de seguridad de su gobierno ya empieza a dar frutos. No obstante, va a tomar tiempo “porque es un proceso de transición. Donde lo viejo, lo anacrónico, el viejo régimen, no acaba de morir.”

“No dejar de insistir en que solo siendo buenos podemos ser felices. No dejar de insistir en que la felicidad no es la riqueza, los bienes materiales. O no solo es eso, sino estar bien con nosotros mismos, con nuestra consciencia con el prójimo.”


López Obrador finalizó ejemplificando lo dicho, ya que aseguró que en el periodo neoliberal no se realizaron acciones concretas que beneficiaran a los jóvenes. Y aseguró que lo más que se hizo fue señalar a los jóvenes como “ninis”, tratándolos de forma discriminatoria.

“¿Cuando se habló de que había que atender las causas? ¿Y qué se hizo en favor de los más necesitados, de los pobres? Nada. El gobierno estaba dedicado a servir a las minorías que se dedicaban al mismo tiempo a saquear al país. Por eso hay que seguir atendiendo las causas.”


De igual forma, AMLO aclaró que no se responsabilizará al gobernador de Querétaro por lo acontecido. Además pidió no hacer apología a la violencia.