AMLO PONE SAL EN LA HERIDA: “PARA ESO EXISTEN LOS DIVORCIOS”


El presidente Andrés Manel López Obrador le sugirió al PRI deslindarse del conservadurismo y lo “rancio” de los partidos de oposición, esto ante la negativa del PAN y el PRD sobre la propuesta del partido tricolor para extender el permiso del Ejército para que intervenga en labores de seguridad pública hasta 2028.


“Conviene que el Ejército se haga cargo de la Guardia Nacional, si el PRI plantea ayudar, haría muy bien y que se deslinde del conservadurismo, de lo rancio. (…) Cualquier partido busca salir adelante. Y si les esta yendo mal, pues sólo que sean masoquistas, ¿Qué hacen ahí? Pues si para eso existen los divorcios”, señaló López Obrador.


La bancada panista llamó al partido tricolor a no apoyar la propuesta de la diputada Yolanda de la Torre del PRI, quien busca ampliar de 5 a 9 años la presencia militar en las calles; así como no defender ninguna iniciativa constitucional que se le relacione.


Por su parte, López Obrador dijo que tomó la decisión de reformar la Constitución para que se contará con el apoyo de la Secretaría de Defensa Nacional (SEDENA) y la Secretaría de Marina (SEMAR) en labores de seguridad pública, ya que la seguridad es un problema muy sufrido por los ciudadanos y recalcó que el ejército mexicano no es cualquier ejército.


“Es un Ejército que no se ha dejado cooptar por gobiernos extranjeros, es nacionalista, integrado por hijos de mecánicos, campesinos. (…) Los 25-30 perfiles que analice para que fuera secretario de la defensa eran hijos de campesinos, de obreros”, agregó López Obrador.


El mandatario resaltó que aunque existen diferencias con los partidos ultraconservadores, lo que realmente importa es la seguridad de los ciudadanos, por lo que no hace distinción de cuál partido gobierna en qué estado para la impartición de justicia.


“A mi lo que me importa es llevar a cabo la transformación que requiere el país, en bien de todos. (…) Ayer les di a conocer con actuamos en Guanajuato, en Jalisco, en todos lados, no estamos viendo aquí gobierna el PAN, aquí no va la Guardia Nacional, claro que tenemos diferencias políticas con el PAN y con los grupos ultraconservadores de ese estado, pero hablamos de seguridad del pueblo, como se atreven a condicionar el apoyo en materia de seguridad”, declaró López Obrador.


Además, el mandatario exhibió lo contradictoria que es la postura del los partidos ultraconservadores en cuanto a la ayuda de la SEDENA y la SEMAR en la impartición de justicia pública, ya que su pensamiento tiene que ver con “mano dura, con el autoritarismo, porque para ellos el problema se reduce al uso de la fuerza”.


López Obrador repasó la historia del PRI, partido con antecedentes anteriores a la Revolución Mexicana, el cual con Carlos Salinas de Gortari en el poder emprendió un proceso de privatización en México, uniéndose a los conservadores panistas, alianza que se conoce como PRIAN.


“Cómo es que el PRI con esa historia termina unido al PAN, se suma al proyecto del PAN, el general Cárdenas fundó la Comisión Nacional de Electricidad, el presidente López Mateos nacionaliza la industria eléctrica, todo esto en contra del conservadurismo de México. Y llega Salinas y comienza un proceso de privatización y se unen y por eso empezamos a hablar nosotros de PRIAN (…) engañaron a mucha gente diciendo que eran distintos”, declaró López Obrador.


El mandatario señaló que cuando inició el proyecto de la Cuarta Transformación, los partidos de oposición tuvieron el “descaro” de crear un bloque, por lo que se cuestiona “en donde está la declaración de principios, la identidad” de cada partido.


“En esta última etapa asesorados por Claudio X. González en la política sin llegar al pragmatismo tiene uno que valorar los resultados, qué ha ganado el PRI con esa alianza, bueno ni el PAN, pero le ha ido un poco mejor, pero lo peor es darle la espalda, traicionar todo un proceso histórico, político, la revolución mexicana es el movimiento más profundo que a habido de las transformaciones”, agregó López Obrador.


El presidente López Obrador señaló que su gobierno se caracteriza por no violar los derechos humanos “ por eso no somos iguales, ni declaramos la guerra, ni desaparece a personas, ni torturamos, ni hay masacres”.


El mandatario expuso que se encuentra bajo una campaña de desprestigio por parte de sus adversarios conservadores que no quieren la transformación del país.


“Les afecta en sus intereses y además choca con su mentalidad clasista, racista, discriminatoria, retrógrada, entonces hablan de que vamos a militarizar el país y eso no es cierto”, declaró López Obrador.