AMLO reta a presentar pruebas a la Fiscalía por casa de su hijo José Ramón


El mandatario aseguró que la justicia se impartirá “sea quien sea”, en caso de encontrar pruebas de desvíos de Pemex


El presidente Andrés Manuel López Obrador tocó por tercer día consecutivo el caso del escándalo de la casa que habita su hijo mayor en Houston, Texas, cuyo valor alcanza casi el millón de dólares.

Durante su conferencia de prensa matutina, en Palacio Nacional, el mandatario federal lanzó nuevamente el reto para que se demuestre ante la Fiscalía General de la República (FGR) que hay corrupción en este caso.


Ante las críticas que han surgido por la vivienda del hijo mayor del mandatario mexicano, donde se presume que habría obtenido la casa por beneficios en contratos de PEMEX a la empresa Baker Hughes, el presidente abordó el tema este miércoles de nueva cuenta y retó “¿a ver las pruebas?”, luego que ayer, martes, aseguró que no se va a encontrar nada en contra de su hijo.

La empresa Baker Hughes al respecto se deslindó de este caso y aunque reconoció que la casa perteneció a un exempleado de la firma, aseguró que no tiene ninguna relación con el inmueble.


El mandatario justificó que hay medios de comunicación que atacan a su gobierno y por ello surgió el tema de la casa de su hijo, mientras dijo: “Por ejemplo esto de José Ramón, ¿a ver, las pruebas? …y a la Fiscalía; soy juarista”, expresó el mandatario, al asegurar que es imparcial y que la justicia se impartirá “sea quien sea”

No obstante, descalificó nuevamente al periodista Carlos Loret, quien reveló el caso de la vivienda de su hijo en Estados Unidos y, dijo que adolece de calidad moral y lo acusó de ser un “golpeador” y “corrupto”.


El martes, dijo el mandatario: “el escándalo de lo de mi hijo, de la renta de una casa, todo esto que difundieron muchísimo, lo mismo, si tienen pruebas, que las presenten”, mientras que hoy, lanzó de nueva cuenta el reto para que se demuestre ante la FGR que su hijo ha incurrido en alguna ilegalidad, aunque a lo largo de estos tres días no ha desmentido que su hijo mantenga una vida ostentosa.

En lo que va de su gobierno, el mandatario constantemente ha llamado a la población a mantener una vida austera y no pretenderé ser “aspiracionistas”, mientras que a su hijo mayor, se le ve viajando con su esposa, Carolyn Adams en vuelos privados y vacacionando en hoteles.


Por otra parte, el mandatario aseveró que no va a parar para esclarecer el caso de la desaparición de los 43 normalistas en Iguala, Guerrero y llamó a la Fiscalía para que apure este caso.

Asimismo, aseguró que Tomás Zerón sabe bien lo que sucedió en este caso de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa.


Al referirse a los casos de tortura en el país, señaló que no habrá más personas inocentes en las cárceles, a las que se les haya inculpado o fabricado un delito por medio de la tortura.

En este sentido acusó que Tomás Zerón, ex titular de la Agencia de Investigación Criminal en el sexenio pasado y quien es acusado de torturar a personas para fabricar delitos en el caso Iguala, sabe bien lo que sucedió con los normalistas, por lo que sentenció: “No vamos a quitar el dedo del renglón, porque queremos saber todo lo que sucedió en el caso de los jóvenes”. Aunque aseguró que hay resistencias en este caso, pues acusó que hay quienes se aferran a que no se conozca la verdad.


Por esto, concluyó que hay medios de comunicación que recibían privilegios del régimen anterior y periodistas que hoy lo atacan, mientras aludió al escándalo que hoy ocupa la casa de su hijo, José Ramón López.