Beber hasta 3 tazas diarias de café disminuye el riesgo de eventos cardiovasculares y muerte

Actualizado: 10 jun


Pese a que fue catalogada como culpable, esta infusión muestra beneficios a la hora de mejorar la salud de sus adeptos. Recientes estudios respaldan su consumo


Durante años, el café fue catalogado como el culpable de varios problemas cardíacos, como las arritmias cardíacas. Incluso, varios expertos desaconsejaba ingerir esta infusión para evitar problemas en el corazón. Sin embargo, recientes estudios señalaron que el consumo sostenido de esta bebida legendaria mejoraría la calidad de vida de sus consumidores. En ese sentido, el doctor Fernando de Valais, médico cardiólogo especializado en arritmias y electrofisiología, Fundación Arrhythmia Alliance Argentina, desestimó estas afirmaciones y recordó los resultados de las ultimas investigaciones científicas.


“En el congreso anual del Colegio Americano de Cardiología, que tuvo lugar en Washington, el doctor Peter M. Kistler y colaboradores de Melbourne (Australia), presentaron los resultados de una extensa base de datos y llegaron a la conclusión de que la ingesta de 2 a 3 tazas de café por día disminuye entre 8 y 15 %, en 10 años, el riesgo de muerte y de eventos cardiovasculares, sin aumentar la incidencia de arritmias”, afirmó el especialista en diálogo con Infobae.



Según algunas estimaciones, la fibrilación auricular (FA), la más común entre las arritmias cardíacas de importancia clínica, afecta a unos 33,5 millones de personas en todo el mundo. Asimismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó que las enfermedades cardiovasculares, entre las que se enmarcan las arritmias, son la principal causa de muerte en todo el mundo, siendo que en 2015 murieron por esta causa unas 17,7 millones de personas.


“Es muy claro el rol causal de ciertas condiciones o hábitos en relación con las arritmias, pero carece de suficientes evidencias científicas cuando se trata del café”, señaló de Valais. En ese sentido, el experto aseguró que “entre los diferentes componentes del grano de café, el más conocido es la cafeína, con acción estimulante del sistema nervioso central, del corazón y de todo el aparato cardiovascular”, razón por la cual “tiende a asociarse al café con un mayor riesgo de padecer dolencias cardíacas e, inclusive, arritmias (que pueden ser supraventriculares -como la fibrilación auricular, que es la más frecuente- o ventriculares)”.


Las arritmias cardíacas tienen lugar cuando el corazón registra un latido irregular y ocurre cuando los impulsos eléctricos que impulsan los latidos del corazón no funcionan adecuadamente, con lo cual puede latir demasiado rápido (taquicardia), o lento (bradicardia) o de forma irregular. “Basados en experiencias mayoritariamente anecdóticas, el 80 % de los médicos en el mundo occidental indica la reducción marcada o la total supresión del café a sus pacientes con palpitaciones o con arritmias”, señaló de Valais.




Al tiempo que recordó otra investigación cuyos resultados se difundieron recientemente. El estudio realizado por el doctor Eun-Jeong Kim y colaboradores (publicada en la revista JAMA Internal Medicine en 2021) evaluó a 386.258 personas por un promedio de 4,5 años.


El estudio señaló que los voluntarios, con una edad promedio de 56 años, redujeron la incidencia de diferentes arritmias en un 3% tras cada tasa adicional de café, ”independientemente de la condición de metabolizadores lentos o rápidos de los participantes”.


Asimismo, el cardiólogo especializado en arritmias y electrofisiología, Fundación Arrhythmia Alliance Argentina aseguró que la metodología estadística del estudio “permitió excluir a elementos que podrían confundir como el consumo de alcohol, el tabaquismo, el nivel de educación alcanzado y la actividad física”.


Al tiempo que señaló: “En un estudio basado en la integración de la información procedente de 6 ensayos clínicos con 228.465 participantes (lo que se conoce como “meta-análisis”), Min Cheng y colaboradores encontraron 6 % de reducción adicional en la ocurrencia de fibrilación auricular por cada 30 mg de cafeína por día”, esta patología es la “arritmia sostenida más frecuente y causa al menos 1 de cada 4 o 5 accidentes cerebrovasculares”.


Vale aclarar que se considera una ingesta moderada de café, según los datos que se desprenden de los estudios observacionales, “entre una y 3 tazas diarias, lo que equivale a unos 270 mg de cafeína como máximo”, señaló el experto.


En ese tono, de Valais enumeró las cantidades de café y su consecuente relación con la cafeína que contienen:


- La cantidad de cafeína en una taza de café (150 ml) es de 90 miligramos.


- La cantidad de cafeína en una taza de café descafeinado (150 ml) es de 3 miligramos.


- La cantidad de cafeína en una taza de té llega a 40 miligramos.


- La cantidad de cafeína contenida en una lata de bebida cola (330 mililitros) es de 40 miligramos.


“Cabe destacar que, a igual peso, el té contiene más cafeína que el café, pero, en general, se utiliza menos cantidad de té para preparar una taza y, además, depende del tiempo de inmersión en agua caliente”, señaló el experto. Mientras que para finalizar aclaró: “En casos individuales, donde hay una clara asociación temporal entre la ocurrencia de arritmias y la ingesta de café, éste debe ser evitado”, al tiempo que agregó: “Aunque los estudios observacionales presentan aspectos cuestionables y no deben ser utilizados para fundamentar conductas, sí parecen mostrar que no hay suficientes evidencias para contraindicar el consumo de café con el propósito de prevenir las arritmias cardíacas en la población general”. “En síntesis, esta es una excelente noticia para quienes disfrutan del café”, concluyó el experto de la Fundación Arrhythmia Alliance Argentina (www.corazonada.org)