Bernie Fernández ofreció información de Gali y Manzanilla para salir de prisión


El empresario permaneció tres meses detenido por el saqueo a Casa Puebla y fue puesto en libertad a finales de marzo tras llegar a un trato reparatorio


Bernardo Fernández Tanús pretendía traicionar a sus cómplices en el caso del saqueo de Casa Puebla, ya que ofreció información a las autoridades para mejorar su situación legal, sin embargo, esto fue rechazado, indicó el gobernador Miguel Barbosa Huerta.


El Ejecutivo Estatal indicó que Fernández Tanús se vio beneficiado por un criterio establecido en el Poder Judicial, a fin de poder salir de la cárcel tras haber permanecido durante tres meses en ella.


Ante esta situación reveló que el galicista y sobre todo manzanillista buscó llegar a un acuerdo con su administración para entregar información referente a otros ex servidores públicos y presuntos delitos que cometieron.


Dicha propuesta fue rechazada por parte del Gobierno del Estado, ya que no se tienen intereses en hacer justicia a través de dichas vías que establecen vínculos con otros presuntos delincuentes.


“Lo ofreció él, que pudiera tratársele con un criterio de oportunidad entregando información de personas que fueron parte de gobierno estatal pero no nos interesó que nuestro gobierno se vinculará a ese tipo de prácticas”, dijo.


Respecto a la disculpa pública que Bernardo Fernández publicó en un medio de comunicación, el mandatario estatal señaló que será responsabilidad del Poder Judicial determinar si esta es válida, aunque consideró que debió de mencionar quién le dio las instrucciones para cometer los presuntos delitos por los cuales fue detenido.


“Este señor recibía órdenes, actuó por instrucciones, le faltaría decir quién lo instruyo para hacer lo que hizo”, expresó.


Cabe recordar que el pasado 30 de marzo, Bernardo Fernández salió de prisión después de llegar a un acuerdo reparatorio, tras haber sido señalado de permitir el saqueo de Casa Puebla durante el gobierno interino, ya que formaba parte del equipo del entonces secretario de Gobernación, Fernando Manzanilla.