• STAFF

Buenrostro: vigía de AMLO para la austeridad republicana


La actual titular de la Oficialía Mayor en Hacienda controla el gasto de las secretarías tras la reforma que desapareció las oficialías de todas las dependencias federales.mié 10 julio 2019 05:30 AM

Héctor Gutiérrez Trejo@Tedefrijol

Con más de dos décadas en el servicio público, Raquel Buenrostrose ha convertido en la llave que controla los recursos del presupuesto federal, lo que la ha colocado como una de la mujeres más poderosas del gobierno federal, pero también la "piedrita en el zapato" para algunos funcionarios.

La destacada alumna del exsecretario de Hacienda, Carlos Urzúa —que después de su renuncia algunas voces la ubican como una de las señaladas en su carta y motivo causante de la salida de Germán Martínez del IMSS— ahora tendrá poder sobre la bolsa discrecional que estará en manos del ejecutivo y que aprobó el Congreso dentro de la Ley de Austeridad Republicana.

PUBLICIDAD

No es una persona que, salvo una aparición esporádica en una mañanera, esté en las cámaras todo el tiempo. No es asidua a dar declaraciones, ni a los protagonismos. Pero, pese a haber sido parte del equipo inicial de Urzúa, pasó a convertirse en el principal alfil de Andrés Manuel López Obrador para implementar la austeridad republicana.

Recomendamos: "Imposiciones" e "injerencias", la queja común de Carlos Urzúa y Germán Martínez

Durante el gobierno de López Obrador en la Ciudad de México, Buenrostro fue directora de la Política Fiscal de la Secretaría de Finanzas capitalina, cargo que ocupó de 2000 a 2005. Previamente, se desempeñó como directora de políticas públicas de la Unidad de Política y Control Presupuestal en la Secretaría de Hacienda federal.

Actualmente, es la cabeza de una de las dependencias pilares para AMLO: la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la cual coordina a nivel federal la política de contrataciones públicas y tiene en sus manos, consolidar las compras de bienes y servicios del gobierno federal, a excepción de aquellas compras que realizan la Sedena y la Marina.

Por la instrucción de López Obrador de controlar cada peso que se gasta de dinero público, con la finalidad de generar los mayores ahorros posibles, combatir derroches y la corrupción, el año pasado la mayoría de Morena en el Congreso aprobó la reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública.

Además de quitarle la Secretaría de Seguridad Pública a la Secretaría de Gobernación, dicha reforma desapareció las oficialías mayores de todas las dependencias federales, salvo Marina y Ejército, y creó una súper Oficialía Mayor en Hacienda con la finalidad de centralizar el gasto.

“El Ejecutivo Federal, por conducto de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, establecerá, mediante disposiciones de carácter general, el modelo organizacional y de operación de las unidades de administración y finanzas del sector centralizado; esa Secretaría, por conducto de su Oficialía Mayor, coordinará la operación de dichas unidades en los términos de las disposiciones legales y reglamentarias aplicables”, señala el artículo 20 de la citada Ley, cuya reforma se decretó el 30 de noviembre de 2018, durante el último día de gobierno de Enrique Peña Nieto.

Periódico Poder Político 2020

Poder Político es una publicación de Editora del Sureste S.A.

Comentarios: periodicopoder_politico@hotmail.com