Cómo es la central nuclear de Zaporizhzhia y por qué su incendio pudo haber producido una catástrofe


Cómo es la central nuclear de Zaporizhzhia y por qué su incendio pudo haber producido una catástrofe peor que la de Chernobyl


Se trata de la planta más grande de Europa y una de las 10 más importantes de todo el mundo, capaz de producir una quinta parte de la electricidad generada anualmente en Ucrania


La planta nuclear de Zaporizhzhia, ubicada en la región homónima de la ciudad ucraniana de Energodar, se incendió durante varias horas este viernes luego de haber sido atacada por las fuerzas invasoras de Rusia, lo que desató la preocupación en toda Europa debido al peligro de una potencial catástrofe atómica.

De hecho, cuando el fuego todavía no había sido controlado, el alcalde de este distrito, Dmitry Orlov, advirtió en su cuenta de Telegram que este hecho constituía una “amenaza a la seguridad mundial”.


La Zaporizhzhia NPP (Nuclear Power Plant) comenzó a ser construida por la Unión Soviética en 1979 y la primera de sus seis unidades de potencia empezó a funcionar en 1984, menos de dos años antes de la tragedia de Chernobyl.

Se encuentra en la zona de estepa de Ucrania, en la orilla de un embalse de agua de la ciudad de Kakhovka, situada a unos 71 kilómetros al nordeste de Kherson. Es la planta nuclear más grande de Europa y una de las mayores de todo el mundo.

Posee un total de seis reactores del tipo VVER-1000, los cuales funcionan con agua presurizada y pueden producir genera entre 40 000 y 42 000 millones de kWh de potencia, lo que representa una quinta parte del abastecimiento anual promedio de electricidad en el país. Estos reactores disponen de una duración de entre 40 y 60 años, o incluso más gracias al avance tecnológico.


Es operada por la empresa nacional NNEGC Energoatom y en sus piscinas de enfriamiento hay cientos de toneladas de combustible nuclear altamente radiactivo, razón por la cual tres de ellas han sido cerradas cuando comenzó el conflicto armado con Rusia.


De acuerdo con lo que se sabe hasta el momento, el incendio principal se desató en uno de esos seis reactores VVER-1000 que se encuentran en la central, el cual está en renovación y no opera, pero adentro tiene combustible nuclear.


La concepción de estos reactores de agua presurizada, considerados entre los más seguros, procede de los usados en submarinos nucleares y difiere de los de Chernobyl, controlados con grafito e inicialmente concebidos para producir plutonio en vez de electricidad.


Los VVER-1000 están alimentados de combustible enriquecido en isótopo fisible Uranio-235. Funcionan gracias al vapor calentado en el núcleo, pero contrariamente a los otros reactores, el vapor contaminado por la radiación no se utiliza para hacer girar las turbinas, sino para calentar otro circuito de vapor no contaminado que se encarga de generar ese movimiento. Esta técnica permite conservar un nivel de radioactividad relativamente bajo para los empleados de la central.