Cae ex funcionario por muerte de un periodista en Coahuila


Está acusado de encubrimiento de tortura, emisión de dictámenes periciales falsos, alteración de documentos


La Fiscalía General de la República (FGR) obtuvo vinculación a proceso en contra de Leobardo “R”, quien fuera coordinador de servicios periciales de la Fiscalía General del estado de Coahuila, por probable encubrimiento de tortura, emisión de dictámenes periciales falsos, alteración de documentos y ocultamiento de evidencia en el caso de Juan Nelcio Espinoza, periodista independiente que falleció bajo custodia policial en Piedras Negras.


El 20 de agosto de 2020, Nelcio Espinoza fue arrestado mientras cubría para su sitio web “El Valedor TV” una confrontación en esa ciudad.


Este caso se relaciona con la facultad de atracción del 28 de agosto de 2020, por el homicidio del periodista.


“Como resultado de la investigación, se determinó que el periodista fue víctima de tortura y homicidio calificado, por parte de elementos policiacos de Piedras Negras, con la finalidad de castigar el ejercicio del periodismo y la libertad de expresión y se obtuvieron las órdenes de aprehensión en contra de los autores materiales de los hechos”, se indicó en un comunicado.


Respecto de las conductas imputadas a Leobardo “R”, el Juez de Control adscrito al Centro de Justicia Penal Federal en el estado de Coahuila, determinó que existen elementos de prueba suficientes para acreditar la probable participación del imputado con la finalidad de encubrir los actos de tortura que resultaron en el homicidio y evitar la responsabilidad penal de elementos de la policía. Todo ello en su carácter de coordinador de Servicios Periciales de la Fiscalía estatal.


Asimismo, se otorgó a la FGR un término de cuatro meses para la investigación complementaria y medidas cautelares para garantizar la conducción del imputado al proceso y la seguridad de las víctimas indirectas.


El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos se pronunció en su momento y aclaró que “entre las circunstancias que deben ser tomadas en cuenta, están las alegaciones de posibles agresiones o amenazas previas por parte de agentes de policía que la familia del periodista ha señalado, así como la posible vinculación de éstas con su actividad periodística”.