Canciller ucraniano se habría "verdaderamente enfadado" con la ministra de Defensa alemana

y la criticó por el retraso en el envío de equipo militar...

Hablando de los vehículos blindados prometidos a Kiev, Dmitri Kuleba reprochó a Christine Lambrecht que "no está bien" anunciar algo, "sabiendo que no hay munición", según reportó Die Welt.


El ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Dmitri Kuleba, y la ministra de Defensa alemana, Christine Lambrecht, mantuvieron una acalorada conversación sobre el retraso en la transferencia de vehículos blindados KMW Gepard prometidos a Ucrania


Los sucesos habrían tenido lugar el pasado viernes, cuando Kuleba acudió a Alemania para la reunión de ministros de Asuntos Exteriores del G-7. En una conversación personal, Kuleba le pidió a Lambrecht una respuesta "honesta" sobre la entrega de los Gepard prometidos por el Gobierno alemán a finales de abril.


Según se ha informado, la principal causa de la demora en la entrega ha sido la falta de munición para los vehículos. En este contexto, Kuleba exigió que se organizara rápidamente este asunto o, por el contrario, pidió que las autoridades alemanas admitieran finalmente que el tema del envío de estos vehículos está fuera de la mesa.


El encuentro entre ambos funcionarios no fue muy diplomático, según las fuentes, fue una "conversación difícil" en la que Kuleba se había "verdaderamente enfadado". El ministro ucraniano le dijo "directamente" a Lambrecht que "no está bien" anunciar algo "sabiendo que no hay munición". Sin embargo, según reportan, la secretaria de Defensa se limitó a asegurar que el Gobierno alemán seguiría buscando las provisiones para los vehículos prometidos.


Ahora, el Gobierno alemán ve cómo su oferta se está convirtiendo en un problema, pues los blindados sin munición de cañón no son útiles para los ucranianos. Por ello, ha comenzado a contactar con los operadores de este vehículo en todo el mundo para intentar recomprar las existencias de municiones disponibles, y Brasil sería uno de los primeros, debido al gran stock que mantiene.


De acuerdo con el medio alemán, lo que enfada especialmente a Kiev es que, mientras Berlín lleva semanas buscando munición para el Gepard, se ha negado a dar luz verde a otras dos solicitudes de hace un mes para el envío de tanques Leopard 1 y vehículos de combate de infantería Marder, cada uno con su respectiva munición. En sus conversaciones con Lambrecht, el ministro ucraniano también presionó para que se aprobaran estos pedidos, según las fuentes de Die Welt, sin embargo, la ministra alemana aún no ha respondido.