top of page

Casa Puebla dejará de ser símbolo de soberbia, ahora será un espacio recreativo: Barbosa


Se colocaron juegos infantiles, palapas, asadores, gimnasios, una clínica veterinaria, además de que también habrá diversos talleres


Las puertas de Casa Puebla serán abiertas para los poblanos, dejando de ser el símbolo de soberbia que representó en las anteriores administraciones, ya que fueron colocados distintos atractivos para que sean disfrutados por la sociedad.


La administración barbosista realizó diversas adecuaciones en el inmueble que anteriormente era usado como la residencia oficial de la familia del gobernador en turno, a fin de poderle dar un uso social.


Esto debido a que la residencia era usada por las autoridades para hacer fiestas, entre otro tipo de actividades que representaban excesos y usado como el centro de operaciones.


Ante esta situación, Barbosa Huerta refirió que se hicieron intervenciones en el inmueble para que pueda ser usado por parte de los poblanos, teniendo diversos atractivos para darle un mejor aprovechamiento.


“Ese lugar que lo presentaban como faraónico era el centro del poder y del exceso (…) a partir de este sábado queda abierto para que todas las poblanas y todos los poblanos vayan y disfruten un lugar de descanso y recreación”, expresó.


De esta manera es que se colocaron juegos infantiles, palapas, asadores, gimnasios, una clínica veterinaria, además de contar con un bosque de siete hectáreas para que se puedan hacer diversas actividades recreativas.


Asimismo, señaló que se impartirán talleres de danza, música, alfarería, bordados; contando también con un centro sensorial y una concha acústica que se instaló en donde estaba el helipuerto.


A pesar de que se cambiará el funcionamiento del inmueble, el gobernador poblano indicó que se mantendrá el nombre de Casa Puebla, pese a que se presentaron opciones para cambiarlo.


“Se seguirá llamando Casa Puebla para que les dé un poquito de pena, Casa Puebla de los poblanos, no de los gobernadores, que se salgan los pingos”, expresó.


bottom of page