Cinco adolescentes acusaron ser víctimas del paletero Javis del Mercado Independencia


Al menos cinco jóvenes denunciaron en redes sociales haber sido víctimas de Don Javier N, el dueño de la peletería Javis, que se encuentra en el Mercado Independencia; el modus operandi de este sujeto era contratar a chicas para que atendieran su negocio y ahí se aprovechaba para tocarlas, jalarlas hacia él y besarlas a la fuerza y hasta abusar sexualmente de ellas.


Al menos desde hace dos décadas fue inaugurada la paletería Javis, uno de los locales que se encuentra en la parte exterior del mercado Independencia y cuyo frente da hacia la 11 Sur, el cual no ha sido caracterizado por sus bolis, paletas y helados, sino por el acoso y el calvario que varias jovencitas han sufrido tras laborar en este negocio por el propio dueño, Don Javier.


La bomba en contra de este sujeto de casi 60 años de edad detonó porque una de sus víctimas decidió alzar la voz y valientemente acudió el pasado jueves a la paletería acompañada con su madre para reclamarle cara a cara que la había tocado sin su consentimiento cuando trabajaba en el local. Incluso, mientras expresaba con la voz entrecortada su sentir, comenzó a pintar en el piso que está frente al negocio “A las niñas no se les toca”.


“Soy la voz de todas las chicas a las que tocó, quiero que esto no se quede así, hablo por todas a las que este señor tocó y violó, de verdad no se queden calladas, que todo el mercado se dé cuenta que me tocó, que me besó a la fuerza”, dijo la joven que fue una de sus víctimas mientras que su madre le gritó a Javier: “A las niñas no se les toca, se les respeta a las trabajadoras, viejo asqueroso”.


Los eventos que se grabaron durante un En Vivo se hicieron virales en redes sociales, y gracias a ello varias chicas que vieron lo que ocurrió se armaron de valor y comenzaron a exhibir que al entrar a laborar con este sujeto bajo varias promesas ellas también fueron violentadas sexualmente por el dueño. Algunas compartieron que por ello duraron muy poco como empleadas, pero siempre tuvieron miedo de alguna represalia por parte de él, por ese motivo no alzaban la voz.


“Desde que yo era pequeña siempre escuché que este señor abusada de las empleadas, pero era una niña y pensé que por trabajo, cuando cumplí 16 y vi que solicitaban trabajadoras le pedí informes al Don, me miró morbosamente, mucho, sentí escalofrío y luego me dijo: Así estás bien pero si vas a trabajar acá necesito que bajes unos 3 kilos, mis chicas deben verse bien”, le dije entonces no y me fui”, dijo Paty L.


“Me besó a la fuerza e hizo que le tocara su parte, metió su mano a mi blusa, me besó otra vez, me agarró mi cola y me pegó hacia él”, fue el testimonio de una niña de apenas 14 años de edad en contra de don Javier. La chica le comentó a su madre y fueron a denunciarlo pero, las autoridades no quisieron tomar en cuenta su acusación por una supuesta "falta de pruebas".


Y la lista de denuncias continúa, pues fueron al menos cinco las jóvenes que acusaron al dueño de la peletería por presuntamente haber abusado de ellas. El caso que llegó a CAMBIO y se hizo viral por la mañana del viernes, tuvo una pronta respuesta por los servidores públicos del Ayuntamiento de Puebla, quienes llegaron alrededor de las 14:40 horas de ese mismo día a clausurar este negocio por toda la ola de denuncias que le llovieron a Don Javier.