COELLO DEMANDARÁ A GERTZ MANERO POR LLAMARLO “ABOGADETE” Y BANDIDO


El abogado Javier Coello Trejo dio a conocer que procederá legalmente contra el fiscal federal, Alejandro Gertz Manero, por haberlo acusado de bandido y pedirle que dejara la defensa de Emilio Lozoya Austin.


En una conversación filtrada, se escucha al fiscal reclamar a Emilio Lozoya Thalamann, padre del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, la tramitación de un amparo y le exigió que ya no permitiera que su abogado, que aunque no mencionó el nombre, era Coello Trejo, continuara llevando el asunto.


“Se expresa con palabras altisonantes contra mi persona, pidiendo expresamente que me releven de la defensa. Cabe mencionar que, si bien no menciona mi nombre, en ese momento yo era el abogado defensor”, indicó el litigante.


Agregó que queda en “absoluta libertad de analizar lo que jurídicamente puede proceder en contra de las expresiones vejatorias, denigrantes y abusivas con la que me trata en esa grabación el Fiscal General de la República, de quien fui su abogado, rescaté a su hermano, le presté servicios a su hija e incluso sigo siendo su apoderado, a pesar de que le solicité me revocara los poderes”.


Calificó como preocupante la divulgación de las conversaciones privadas entre Gertz y otras personas, y aseguró que eso revela el uso faccioso que Gertz Manero hace de la institución y la vulnerabilidad de la misma.


“Esto deja evidencia de la vulnerabilidad que existe en la Fiscalía General de la República. Si conversaciones que deberían permanecer en un ámbito privado y confidencial son publicitadas, podría estar sucediendo lo mismo con la estrategia y acciones contra la delincuencia, lo cual explicaría la situación en inseguridad que vive el país”, explicó.

En su comunicado, el abogado detalló que desde 2017 asumió la representación legal de Lozoya Austin, contra quien ya había acusaciones por la compra irregular de Agronitrogenados, cuando él dirigía Pemex, y por supuestamente recibir sobornos de parte de Odebrecht.

También agregó que cuando las autoridades detuvieron en Alemania a Gilda Margarita Austin, madre de Emilio Lozoya, por el caso Odebrecht, Emilio Lozoya Thalmann solicitó una reunión con el fiscal Gertz Manero.


“Fui informado por el propio Sr. Lozoya Thalmann, quien incluso ante la persecución de toda su familia y la falta de confianza en el Fiscal, me solicitó que obtuviera una suspensión de amparo, tanto para él como para su hijo Juan Jesús Lozoya Austin y así ir protegidos a la reunión”, dijo.

Recordó que la relación de su despacho con el señor Lozoya Thalmann se fue desgastando semana a semana, “toda vez que tanto el papá como el hermano del licenciado Emilio Ricardo Lozoya Austin acudían a reuniones con el Fiscal General y el Subprocurador, Juan Ramos, sin darnos aviso o detalles de las mismas”.


Emilio Lozoya no se mandaba solo, asegura su abogado Javier Coello Trejo


De hecho, explicó que en febrero de 2020, cuando Lozoya fue detenido en España, el ex director de Pemex no estaba de acuerdo con el plan de su padre, quien ya estaba negociando el criterio de oportunidad solicitado por Lozoya luego de su extradición, ocurrida meses después.


“Pretendían que mi cliente formulara imputaciones de las que no tenía ni tiene pruebas, hecho clarísimo que le di a conocer días después de ser detenido, cuando lo visité en el penal de Málaga, España”, dijo.


En junio de 2020, el ex director de Pemex decidió dar por terminada la relación laboral con Coello Trejo, quien solicitó que le liquidara los honorarios pactados, por 55 millones de pesos, y gastos de representación erogados hasta ese momento.


Por ese motivo, ambos firmaron un convenio de reconocimiento de adeudo y dación en pago.


“En ese convenio me instruyó para que en su nombre y representación con los poderes que me otorgo desde el 2017, iniciara yo todos los actos tanto judiciales como extrajudiciales para obtener el pago de los 31 millones de pesos y demás accesorios que le debía el señor Carlos Autrey Diaz Aldrete. Se añadió además que si para el 4 de abril del 2021, no se me hubiera hecho el pago de mis honorarios me cedía como contraprestación los derechos del contrato de mutuo que había suscrito con Autrey Díaz Aldrete”, detalló.

No obstante, el pasado 24 de mayo, Emilio Lozoya Austin revocó dichos poderes que tenía para obtener el pago de sus honorarios, explicó el abogado, de los cuales aún se le deben 25 millones de pesos.


Por ese motivo, agregó que demanda a Lozoya el pago de los honorarios y buscará llevar el tema al ámbito penal.


Quién es Coello Trejo


Javier Coello Trejo egresó en 1973 como abogado por la UNAM e ingresó a la extinta Procuraduría General de la República como Agente del Ministerio Público.


En esa misma década encabezó la fiscalía anticorrupción del expresidente José López Portillo y, en la administración de Carlos Salinas de Gortari, fue nombrado titular de la Subprocuraduría de Lucha contra el Narcotráfico.


Ahí fue donde los escándalos y señalamientos en su contra comenzaron, al ser acusado de permitir que sus subordinados cometieran toda clase de crímenes de lesa humanidad.

También bajo su cargo fue cuando se popularizó el término conocido domo “tehuacanazo”, que se refiere a una forma de tortura que consiste en asfixiar a una persona con chorros de agua mineral a presión.


En 2017, fue abogado de Mónica García Villegas, exdirectora del colegio Rébsamen que colapsó durante el sismo del 19 de septiembre, dejando 19 niños fallecidos y siete adultos.


A principios de este año, también estuvo vinculado con la denuncia en contra del subsecretario de Prevención y Protección de la Salud, Hugo López Gatell, por omisión en el delito de homicidio durante la pandemia