top of page

CON AMLO PAGARÁS MENOS ISR EN PRIMERA QUINCENA DEL 2023


En la primera quincena del año 2023, las y los trabajadores podrán beneficiarse al pagar menos impuestos como parte de una medida para aminorar los efectos de la inflación que se ha vivido durante 2022, según dio a conocer el Servicio de Administración Tributaria (SAT) mediante la actualización de las tarifas que sirven para calcular el Impuesto Sobre la Renta (ISR) que los empleadores deben retener a sus trabajadores de su salario.


La Resolución Miscelánea Fiscal del 2023 publicada hoy por el SAT, incluye la tabla con las nuevas tarifas que por ley se deben actualizar cada año, especialmente cuando está presente el efecto de inflación, para poder proteger el ingreso de los trabajadores del alza de los precios al consumidor.


Las actualizaciones ocurren toda vez que, en la reforma fiscal del 2014, se estableció que en caso de que la inflación acumulada rebase el 10% desde la última revisión de las tarifas, éstas se actualizarían nuevamente por el periodo comprendido desde el mes en que se hizo la última vez.


En 2022 no se registró ningún cambio, pero para 2023 sí han sido actualizadas, debido a que, efectivamente, la inflación rebasa el 10% de manera acumulada.


“Los rangos más bajos, es decir los trabajadores con los ingresos más bajos, serán los más beneficiados porque se disparó la inflación”, explicó Rolando Silva, miembro de la Comisión Técnica de Seguridad Social del Colegio de Contadores Públicos de México al diario El Universal.


Como ejemplo explicó que, un trabajador que actualmente gana 8 mil pesos al mes, este año tuvo que pagar una cuota del ISR de 6.40%, y si permanece con el mismo salario el siguiente año, con la actualización del rango de cuota se reduce a 1.92%.


Por su parte, si un trabajador tuvo ingresos anuales por 4 millones de pesos en 2022, tuvo una tasa del ISR del 35%, pero con la actualización de la tarifa derivada de la inflación, en 2023 ésta será del 34%.


“En casi todos los casos se pagará menos del impuesto, pero si hubo un incremento del salario, no habrá el beneficio”, indicó.


El experto detalló a El Universal que, si el aumento salarial fue mayor a la inflación, se gana un poco más, pero si el aumento fue igual a la inflación y a las tablas “queda parejo”.


No obstante, si no se recibió un aumento ni siquiera en lo correspondiente a la inflación acumulada, que es del 10%, entonces se pagarán menos impuestos.


Aún sí, agregó, “el dinero perdió 10% del valor y se comprarán menos cosas”.


Esta medida tuvo su origen en la reforma fiscal del 2014 y fue aplicada por primera vez en 2017 con efectos palpables en el ejercicio delo 2018, cuando la inflación acumulada rebasó el 10%.


Así que ya lo sabes: esta primera quincena de enero revisa tu recibo de nómina, en donde tendrá que verse reflejado este beneficio como un saldo a favor, como parte del descuento del ISR menor retenido en comparación con el año 2022.

bottom of page