CON AMLO, REFINERÍAS DE PEMEX REPORTAN GANANCIAS HISTÓRICAS


Durante el trimestre pasado, la filial de Pemex que atiende el negocio de refinación, Pemex Transformación Industrial, reportó una utilidad neta por 16,612 millones de pesos, algo que no se veía desde 2018.


Esta utilidad es resultado del gran momento que viven hoy en día los refinadores de petróleo. Durante el semestre pasado, las compañías productoras de combustible rompieron récord en sus márgenes de ganancias.


Como ejemplo, algunas refinerías en la costa del Golfo de Estados Unidos recibieron márgenes de hasta 60 dólares por barril, luego de reportar ganancias por debajo de los 10 dólares durante los últimos años, incluso en tiempos pre pandemia.


Así, durante el primer trimestre de este 2022, Pemex promedió un margen de refinación variable de 18.31 dólares por barril y durante el trimestre pasado de 14.51 dólares.


Esto contrasta drásticamente con el último trimestre del año pasado, cuando se reportó un margen de 31 centavos de dólar por barril.


Además, Pemex se ha beneficiado del estímulo fiscal para los importadores de combustibles, puesto en marcha durante marzo pasado, recibiendo, durante el segundo trimestre, 64,500 millones de pesos de Hacienda por este concepto, según explicaron varios analistas.


De esta manera la paraestatal recuperó el diferencial entre la cotización internacional de las gasolinas y el precio en que vende los productos en el mercado doméstico, que es a una cantidad menor debido a la política de no aumentar abruptamente el precio de las gasolinas.


Y, aunque los analistas proyectan que las ganancias reportadas durante el trimestre pasado no se repitan durante los siguientes meses, la filiar podía cerrar con pérdidas mucho menores a las reportadas en años anteriores.


“Es una buena noticia para Pemex, pero esto no es durable, conforme los márgenes se vayan desinflando, Pemex TRI volverá a registrar pérdidas (…) este año Pemex podría cerrar con una pérdida en refinación mucho menor, no creo que le alcance para tener un año positivo, pero a lo mejor tendrá pérdidas bastante bajas”, dijo a Expansión un analista que pidió no ser citado.