CON CALDERÓN Y PEÑA, GASOLINAS SUBIERON; CON AMLO HAN BAJADO


El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló en su conferencia matutina de este viernes que durante su gobierno no han subido los precios de las gasolinas, mientras que en los mandatos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto sí sucedió.


López Obrador explicó que a estos políticos no les interesaba extraer petróleo, ya que estaban más interesados en los beneficios de los contratos, pues la mitad de la inversión de Pemex se iba al norte y aguas profundas, donde el potencial petrolero es bajo y el costo de la extracción es alto. Cuestionó que la inversión no se realizará en el Sur en donde sí hay petróleo y cuesta menos extraerlo.

“No les importaba extraer petróleo, les importaban los contratos, les importaba robar” dijo López Obrador.

Añadió que él es de la idea de “sostener que debemos producir lo que consumimos”, lo cual lo hace diferente a los neoliberales que apostaban a comprar afuera “a mejor precio”, y agregó que “no se puede enfrentar ninguna crisis si no se tiene una actividad productiva fuerte”.


El presidente mostró con apoyo de gráficos como el precio de los combustibles ha disminuido durante su mandato en comparación a los gobiernos de Calderón y Peña Nieto. Gracias a que él ha invertido en exploración de yacimientos y en la producción de petróleo.


Señaló que el precio de la gasolina magna disminuyó 3.4% en lo que va de su mandato, mientras que con Calderón aumentó 22.9% y con Peña Nieto alcanzó un incremento de 42.8%.


En cuanto a la gasolina premium, el mandatario señaló que con Calderón alcanzó un aumento de 5.7%, en el de Peña Nieto llegó a una alza de 46% y agregó que en su mandato ha logrado una disminución en el precio de 3.4%.


Mientras que el precio de el diesel tuvo un aumento de 49.9% en el gobierno de Calderón, 48.6% en el de Peña Nieto y una disminución de 3.9% en el actual gobierno de López Obrador.


El presidente aseguró que puede ayudar a los consumidores con un subsidio para que no aumente el precio de las gasolinas y al mismo tiempo no impacte en la inflación. Señaló que el subsidio es financiado gracias a los excedentes generados por la venta de barriles de crudo.


“Estamos vendiendo un millón de barriles diarios a 110 o 113 dólares por barril, porque el precio está alto, esos excedentes nos permiten financiar el subsidio para que la gasolina en México valga menos que en otras partes del mundo”, detalló.

Explicó que se propuso lograr la autosuficiencia en combustibles por lo que se ha invertido en la rehabilitación de refinerías y “logramos ya procesar el doble de petróleo crudo que se procesaba en las seis refinerías, que estaban en estado deplorable, en ruinas”.


También, destacó la compra de la refinería de Deep Park, la cual, aseguró, ya ha dejado una utilidad de 450 millones de dólares en seis meses. Asimismo, presumió que el precio de las gasolinas en México son más accesibles que en Estados Unidos.