Congreso iniciará análisis para buscar estrategia legal que revertirá concesión del agua en Puebla


Precisó que se revisarán “las letras chiquitas” del acuerdo que le fue otorgado a Agua de Puebla


El presidente del Congreso local, Sergio Salomón Céspedes Peregrina, informó que estarán revisando la manera en la cual puedan revocar la concesión del servicio de agua potable y alcantarillado en la capital del estado, aunque no adelantó el camino jurídico que tomará el Legislativo estatal.


En entrevista, Salomón Céspedes confirmó que será en este periodo que se realice el análisis pertinente para que se concrete la remunicipalización del servicio de agua potable, tal como lo había adelantado la diputada Nora Merino Escamilla, por lo que en teoría tendría que culminar el debate antes del 15 de septiembre.


Ante el anuncio del gobernador Miguel Barbosa de iniciar con el proceso de remunicipalización, Céspedes Peregrina precisó que actualmente se deberá realizar un análisis de la actual concesión que le fue otorgada a Agua de Puebla para poder leer “las letras chiquitas” del acuerdo.


También, explicó que debido a que apenas dieron inicio con el proceso de análisis de la concesión, no cuentan con una estrategia legal para poder revocar la concesión por lo que será conforme vayan avanzando en el proceso que irán dando pormenores respecto al tema dentro de lo que permita el litigio.


“Hay un análisis muy importante para el tema de la estrategia legal, en donde efectivamente hay que ver cuáles son las letras chiquitas para poder también ir ya de lleno a un tema de cálculo y de un análisis muy puntual para poder crear mejores condiciones”, destacó el diputado morenista.


De igual forma, destacó que los municipios deben de hacerse responsables de la entrega de los servicios públicos a la ciudadanía, teniendo un buen manejo apegado a la transparencia de los recursos, para que la gente pueda confiar en sus gobernantes y que se les garanticen los servicios en todos los sectores.


Fue en una conferencia de prensa que el gobernador Miguel Barbosa reveló que había entrado en pláticas con la empresa Agua de Puebla, para poder iniciar con el proceso de la remunicipalización del agua, renegociando la concesión que se entregó en la época del morenovallismo.