Corea del Sur denunció que el régimen de Kim Jong-un lanzó disparos de artillería desde un

lanzacohetes múltiple


El hecho ocurrió una semana depués de disparar al menos ocho misiles balísticos de corto alcance hacia el mar de Japón, y tras severas advertencias de Washington y Seúl


Las Fuerzas Armadas de Corea del Norte han realizado este domingo disparos de artillería, supuestamente desde un lanzacohetes múltiple, una semana depués de disparar al menos ocho misiles balísticos de corto alcance hacia el mar de Japón.


El Ejército de Corea del Sur ha asegurado que había detectado “varias trayectorias” que se estima que son disparos de artillería desde alrededor de las 8.07 hasta las 11.03 horas (hora local). No ha dado detalles adicionales, como el número exacto de disparos lanzados y el origen de los disparos, según informaciones de la agencia de noticias Yonhap.


“Mientras que reforzamos la vigilancia y el control militar, Corea del Sur y Estados Unidos trabajan estrechamente y mantienen una postura de preparación exhaustiva”, ha subrayado el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas surcoreanas.


Las resoluciones adoptadas por Naciones Unidas impiden a Corea del Norte realizar este tipo de ensayos.


El ministro de Exteriores de Corea del Sur, Park Jin, confirmó el sábado que su país estaba considerando imponer sanciones unilaterales contra Corea del Norte si su país vecino finalmente acababa realizando una nueva prueba nuclear, como apuntaban los servicios de Inteligencia de Seúl.


Asimismo, el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, advirtió la semana pasada de que Washington daría una “respuesta robusta” si Corea del Norte llevaba a cabo una prueba nuclear, antes de incidir en que el país “seguía muy de cerca” la posibilidad de que Pyongyang diera este paso.


Corea del Sur y Estados Unidos realizaron la semana pasada maniobras conjuntas con cazas sobre el mar de Japón (llamado mar del Este en las dos Coreas) en respuesta a los lanzamientos de misiles que el régimen norcoreano llevó a cabo el pasado domingo, según confirmó a la agencia de noticias Efe el Ministerio de Defensa sureño.


Las maniobras incluyeron, por parte surcoreana, cazas furtivos de quinta generación F35, uno de los activos militares que más protestas suelen desatar por parte de Corea del Norte.


La fuerza aérea surcoreana también movilizó cazas F-15 y F-16, al tiempo que Estados Unidos aportó sus propios F-16, detalló un portavoz del Ministerio de Defensa en Seúl, que explicó que la demostración se ejecutó “en respuesta a las provocaciones llevadas a cabo por Corea del Norte el fin de semana”.


En total, unas 20 aeronaves participaron en estos ejercicios, que llegan apenas un día después de que los aliados dispararan ocho misiles balísticos de corto alcance (SRBM) del sistema ATACMS.