“Covid cero” en China: indignación por el anciano de Shanghai que fue enviado a la morgue


Las duras restricciones y el aislamiento obligatorio están causando estragos, con miles de personas que no pueden acceder a la atención médica esencial. El error provocó ira y condena generalizadas entre los ciudadanos


Un residente de un hogar de ancianos de Shanghai fue llevado por error a la morgue mientras aún estaba vivo, informaron los medios estatales, ya que el brote de Covid-19 de la ciudad y el bloqueo prolongado llevaron las instalaciones médicas y de atención a personas mayores al punto de ruptura.


El gobierno municipal confirmó el incidente y dijo que inició una investigación, informaron medios locales, citados por Bloomberg. Si bien el asilo de ancianos se disculpó, el error provocó una ira y una condena generalizadas entre los chinos, según las discusiones en las redes sociales.


El error se produce cuando el cierre de Shanghái entra en su quinta semana y los nuevos casos de COVID siguen siendo miles cada día.


La mayoría de los 25 millones de habitantes de Shanghái han sido confinados durante semanas en sus casas, mientras la ciudad se enfrenta a un importante brote de covid. Cientos de miles de personas positivas al coronavirus han sido llevadas a improvisados centros de aislamiento, ya que China no les permite efectuar una cuarentena en sus casas.


Las duras restricciones y el aislamiento obligatorio de todos los casos de virus y contactos cercanos han creado estragos en la ciudad, con personas que no pueden acceder a la atención médica esencial. La mayoría de las más de 400 muertes en la última ola han sido personas mayores con problemas de salud subyacentes, con informes de que algunos hogares de ancianos no informaron muertes.


Si bien no está claro si la persona estaba infectada con Covid o vacunada, la baja tasa de inoculación entre los ancianos de China sigue siendo el talón de Aquiles del país en la lucha contra la pandemia. En Shanghái, solo el 62 % de los residentes mayores de 60 años han sido vacunados por completo, y solo el 15 % de la población mayor de 80 años ha recibido dos inyecciones. La edad promedio de las muertes reportadas el domingo fue de 84 años, según el gobierno local.


“Esto es un asesinato”, escribió un usuario de Weibo entre una serie de otras publicaciones enojadas. “La crisis de confianza en la ciudad se está agravando”.


El residente de cuidados de enfermería fue enviado al hospital para recibir tratamiento y sus signos vitales se están estabilizando, informaron medios locales. La Oficina de Asuntos Civiles del distrito de Putuo, donde se encuentra la casa, dijo que manejará el accidente con seriedad y divulgará los hallazgos una vez que se complete la investigación.


“Esto no tiene nada que ver con la epidemia, ni con ningún tipo de negligencia e irresponsabilidad normales, es un incumplimiento grave del deber que casi conduce a la muerte”, escribió en su cuenta personal de Weibo Hu Xijin, ex editor en jefe del periódico del Partido Comunista Chino Global Times y comentarista influyente.


Medidas extremas


Shanghái se hallaba este lunes sometida a una serie de restricciones sanitarias, mientras los nuevos casos disminuyeron a unos 7.000, con 32 fallecimientos.


La implacable política llevada a cabo en China de “cero covid” encuentra en Shanghái su expresión más cabal.


Las autoridades locales de esta megalópolis no respondieron a las preguntas sobre la situación en la ciudad.


Los responsables de este importante centro económico están seguramente sometidos a gran presión para aplicar la política de “cero covid a nivel de la comunidad”, es decir impedir la transmisión fuera de los centros de cuarentena, opinó Yanzhong Huang, del Council on Foreign Relations basado en Nueva York.


“Cuando están sometidos a una fuerte presión que viene de arriba para aplicar los objetivos de la política “cero covid”, es mucho más probable que recurran a medidas muy duras y excesivas”, sostiene.


“Llevarse a la gente que es negativa al virus podría ser considerado como una estrategia preventiva (...)” agrega Huang


Según la agencia oficial Xinhua, decenas de miles de personas que tuvieron contacto con contaminados con el virus han sido sometidos a cuarentena en provincias vecinas


Pero la prensa oficial no ha mencionado que personas negativas al virus hayan sido desplazadas.


Las autoridades de Shanghai han sido criticadas por el duro confinamiento que han impuesto a la población.