Cumbre de las Américas: AMLO espera que EU termine de enviar invitaciones para emitir respuesta


El mandatario insistió en que ‘no hay prisa’ en definir si asistirá o no al encuentro en Los Ángeles.


El presidente López Obrador sigue aplazando la respuesta sobre su asistencia a la Cumbre de las Américas pues ahora afirmó que está a la espera de que Estados Unidos gire las invitaciones a todos los países.


De acuerdo con información de Juan González, asistente especial de Joe Biden y director principal del Consejo Nacional de Seguridad para el Hemisferio Occidental, las listas aún no están terminadas y hacen falta invitaciones por distribuir, señaló el mandatario.


Ante la situación, Obrador señaló que continuará esperando a que estas acciones se concreten. “Vamos a esperarnos”, dijo.


Reiteró que su relación con el presidente Joe Biden es muy buena, al igual que con sus colaboradores como el secretario de Estado, Antony Blinken y el consejero de Seguridad Nacional, Jake Sullivan.


“Es gente que tiene experiencia, son profesionales, llevamos muy buena relación, nos caemos bien, nos respetan y estamos a la espera que se tome una decisión”, comentó.


Obrador confía en que los funcionarios deliberen después de haber escuchado a los representantes de todo el continente, “lo están haciendo seguramente, ya saben cuál es nuestra postura”, añadió.


La decisión que ha sido postergada en los últimos días parece que aún está lejos de ser definida pues el mandatario asegura que “no hay prisa” por emitirla.


La Cumbre de las Américas inicia el próximo lunes 6 de junio y finaliza el viernes 10 de junio. Obrador adelantó que de asistir, llegaría a los Ángeles el miércoles 8 y regresaría a México hasta el sábado 11.


Si determina no asistir, entonces el canciller Marcelo Ebrard irá en representación de México, insistió.


EU sin preocupaciones

México es un importante socio comercial de Estados Unidos y el segundo país más poblado en América Latina por lo que la ausencia de López Obrador podría representar un contratiempo para Estados Unidos.


Sin embargo, altos funcionarios del gobierno de Joe Biden han restado importancia al tema y afirmaron que su posible ausencia no socavará las gestiones para lidiar con asuntos como la migración.