Dan pena máxima de 60 años de prisión a feminicidas de Nazaria en Puebla


La víctima era maestra de bachillerato, pero también manejaba un taxi para cubrir los gastos de su familia.


El 30 de marzo, posterior a una audiencia en Casa de Justicia Puebla, el juez de control determinó la sentencia máxima para los homicidas de Nazaria Iraís Simón Aguilar.


Tras la recepción de datos probatorios suficientes, el juez dictó a Pedro “N” y Juan Manuel “N” una sentencia de 60 años en prisión, mientras que Dylan “N” quedó exento de cargos al no encontrar pruebas en su contra que sustentarán su relación en el caso.


El pasado 23 de marzo la autoridad judicial ya había notificado que los imputados tendrían sentencia condenatoria, misma que en su momento no había sido decidida, esto por el homicidio y abuso sexual cometido en contra de la mujer de 34 años de edad en la junta auxiliar de Santa María Acuexcomac.


Es importante destacar que durante ambas audiencias y a lo largo de cinco años que duró la investigación, la familia de Nazaria Iraís ejerció presión a las autoridades para que tomaran cartas en el asunto y conseguir justicia por el asesinato del que fue víctima la madre poblana.


El crimen El 24 de septiembre del 2017, Nazaria Iraís salió de su casa tras despedirse de su hijo para ir a trabajar y llevar el sustento a su casa. La mujer era maestra de bachillerato, vendía diversas manualidades y también manejaba un taxi para cubrir todos los gastos de su familia.


Aquella noche, ya camino a su hogar; la mujer se dispuso a realizar un último servicio en su taxi, en el que viajaron Dylan “N”, Pedro “N” y Juan Manuel “N”, en ese entonces, jóvenes de 18 años.


Según las investigaciones, los tres hombres aprovecharon el servicio de taxi para intentar despojar a Nazaria Iraís del dinero reunido durante su día de trabajo, en la comunidad de Santa María Acuexcomac.


No obstante, la mujer intentó proteger su dinero, hecho que enfureció a sus atacantes que procedieron a estrangularla con un cordón; le despojaron de su vehículo donde la siguieron golpeando y ya inconsciente la encajuelaron, amordazaron y maniataron de pies y manos, para luego arrojarla a la orilla del camino donde la violaron de diversas formas con extrema violencia.


Nazaria todavía con vida, volvió en sí, pero uno de los hombres le vio abrir los ojos y la volvió asfixiar; está vez hasta concretar su muerte.


La poblana no volvió a casa, su hijo y familia le buscaron hasta encontrarla sin vida, por lo que iniciaron las acciones para dar con los responsables. De esta forma, tras cinco años, Nazaria Iraís obtuvo justicia.