• poder politico PoderTV

DE CÓMO LA OPOSICIÓN QUIERE DESCARRILAR EL PROCESO ELECTORAL VÍA INE

POR JORGE GÓMEZ NAREDO No es un misterio: el Instituto Nacional Electoral (INE) está dominado por los consejeros que impusieron el PRI, el PAN y el PRD. Lorenzo Córdova y Ciro Murayama, que son los casos más grotescos por su protagonismo y sus sinvergüenzadas, obedecen a los intereses de quienes los impusieron, es decir, del PRIANRD. Todos saben, y las encuestas todos los días lo demuestran: Morena va a arrasar en las próximas elecciones. Hay muchos “analistas” que se han preguntado, con tono de extrañamiento, el “¿por qué Morena tiene tanta aceptación?” Y plantean hipótesis unas absurdas y las otras divertidas, pero todas alejadas de la realidad. Morena ganará por dos simples razones: a) porque la gente, a pesar de la guerra sucia que ha habido en su contra, está a favor de Andrés Manuel López Obrador. La popularidad del presidente y su aceptación son realmente muy altas. Y b), porque la oposición partidista no ha podido reconstruirse como una alternativa a AMLO y a Morena, y en lugar de plantear ideas, apoyar propuestas cuando éstas son convenientes para el país y presentar proyectos propios, se ha dedicado a atacar hasta el aburrimiento. Así pues, Morena ganará. Y ante ese inminente triunfo, la derecha ha buscado otras vías para ganarle a Morena, otras que no sean las de obtener más votos. Por eso recurrieron a sus aliados en el INE, a sus empleados. Así debe leerse el retiro de las candidaturas de los candidatos a los gobiernos de Guerrero y Michoacán por parte de Morena y también las medidas para quitarle diputaciones a Morena por la vida proporcional. Morena, pues, debe luchar contra un árbitro que no funge como árbitro sino como aliado de sus adversarios. Debe luchar contra el fraude desde las instituciones “independientes” y que en realidad actúan como una oficina más del PRIAN. Y para que esa lucha tenga éxito, se precisa a la gente, que salga a votar y que entienda que esta elección no es sólo por ganar un congreso (que es muy importante para mantener sano el proyecto de AMLO), sino también por la democracia. Derrotar al PRIAN en este 2021 es derrotar viejas prácticas de fraude, y dar un mensaje muy claro a la derecha: el pasado ya no es opción. O se tiene democracia o se tiene democracia. Punto. La batalla, pues, no sólo es contra el PRIAN, sino contra todos esos aliados del PRIAN que están enquistados en la burocracia electoral. El INE, actualmente, no es un árbitro. Es un contendiente más. Uno que busca, con argumentos leguleyos y trampas, descarrilar el proceso electoral y, al final, echarle la culpa a Morena de “no respetar el juego democrático”. No será la primera vez que así le pase al movimiento que encabeza AMLO. Sucedió en 2006 y en 2012. La única arma que se tiene es el voto: derrotemos ampliamente al PRIAN en las urnas, y así derrotaremos a personajes como Lorenzo Córdova y Ciro Murayama. La batalla es por el congreso, pero también por la democracia, en contra de los autoritarios, de los cínicos, de lo peor de lo peor. Comparte