En la BUAP ya es una realidad la nueva cultura universitaria: Lilia Cedillo


“Hace un año comenzó el camino hacia una nueva cultura universitaria, que nos llevará a consolidar a la BUAP como una universidad abierta, íntegra, innovadora, responsable, respetuosa y también solidaria”, subrayó Lilia Cedillo Ramírez, rectora de esa institución, durante su primer informe de labores al frente de la máxima casa de estudios.


Teniendo como sede de este acto el Auditorio del Complejo Cultural Universitario, Cedillo Ramírez sostuvo que durante este recorrido ha luchado por la puesta en marcha de prácticas que favorezcan a la comunidad universitaria, pese a que su rectorado inició en un contexto de enfrentamientos a diversos cambios.


Subrayó que la presentación de su primer informe ha sido el resultado de la vocación de servicio que mantiene desde hace 40 años, cuando inició su trayectoria académica en la máxima casa de estudios, la cual, enfatizó, ha buscado transmitir a todas las dependencias, unidades académicas y aulas desde su llegada al rectorado.


Como parte de este proyecto, expuso las acciones realizadas a favor del acompañamiento y comunicación con los estudiantes a fin de conocer sus inquietudes, usando como ejemplo que no desistió de sus labores como docente al convertirse en la primera mujer en regir la máxima casa de estudios desde su fundación.


“El centro de todo nuestro quehacer son nuestros estudiantes y por eso ponemos todo nuestro empeño, lo haremos sin descanso”, aseguró, lo cual demostró con base en las prácticas que desde el inicio de sus labores se han llevado a cabo en beneficio de la comunidad universitaria.


Resaltó que la llegada de la pandemia por Covid-19 significó un gran reto para la puesta en marcha de su gestión, debido a que, los alumnos no solo se enfrentaron a diversos cambios en su vida académica, sino también a nivel personal.


Ante ello, refrendó su apuesta por una nueva cultura universitaria, libre e incluyente, pero también solidaria con quienes por algún motivo han desistido de sus estudios, ayudándolos con diversas acciones a retomar su papel dentro de la máxima casa de estudios.


“No deja de sorprenderme la diversidad de toda la universidad, admiro el trabajo de todos y cada a uno de sus universitarios, porque a pesar de la distancia y de las diferentes condiciones de trabajo que imperan, el entusiasmo nunca decae”, reconoció.


“Como ha sido mi estrategia en las largas carreras de mi vida personal y profesional (en alusión a los maratones), conozco el terreno, comencé a caminar, es el momento de apretar el paso y mantenerlo hasta llegar a la meta y conquistar así los objetivos de esta nueva cultura universitaria”, manifestó en la parte final de su mensaje.

Gestión dedicada al trato humano


Como parte de las intervenciones a favor del cuidado hacia la comunidad universitaria, Cedillo Ramírez resaltó el establecimiento del programa “Cero cuotas” desde el proceso de admisión 2022, el cual consiste en la eliminación de los cobros de ingreso y del examen de admisión para los aspirantes que provienen de municipios del estado con alta marginación.


“Este proceso de admisión nos permitió ver que existía regiones como es el caso de Ixtepec, donde a pesar que los aspirantes tenían toda la intención de ingresar a nuestra institución no se podían inscribir por la falta de una computadora, para muchas familias era un verdadero sacrificio el pagar una cuota para hacer el examen de admisión”, dijo.


Aunado a ello, resaltó la ejecución de un sistema de apoyo para los estudiantes que durante la pandemia de Covid-19 perdieron a sus padres o tutores, donde además del otorgamiento de un monto por 11 mil pesos, la universidad les brindó educación complemente gratuita, incluyendo su proceso de titulación.


“También para aminorar los efectos de la pandemia en el aspecto psicológico se han emprendido programas de apoyo emocional para los estudiantes, uno de ellos es el centro de apoyo emocional y terapia ocupacional, ayudados por coterapeutas caninos”, compartió.


Por otra parte, dentro del informe destacó la participación de seis mil 82 aspirantes en la convocatoria del Plan de Rescate de Nivel Superior 2022, el cual tuvo como finalidad apoyar a quienes por diversas razones dejaron su carrera trunca a que terminen sus estudios de licenciatura. “No es un número, son seis mil vidas que podemos cambiar”, expresó.


Asimismo, en apoyo a la comunidad universitaria, resaltó el otorgamiento de tres mil 56 becas alimenticias, siete mil becas internas y 38 mil becas externas a los alumnos de nivel superior y medio superior que conforman la máxima casa de estudios.


A la par, recalcó que en el último año se logró el aumento del ahorro institucional, el cual ascendió los 115 millones de pesos y fueron destinados a la construcción de dos nuevos edificios, uno de ellos en la Facultad de Medicina y otro más en la Facultad de Ciencias de la Comunicación.


En otro orden de ideas, como parte de la estrategia para fomentar la vocación de servicio, en el mismo año hubo un aumento en el salario de los trabajadores que conforman la institución de un 3.5 por ciento y se entregaron 271 plazas definitivas a académicos, aunado a la contratación de 22 nuevos trabajadores.


Asimismo, se realizó la contratación de 30 médicos y 23 enfermeras para el Hospital Universitario y se entregaron bonos a los más de 700 miembros Sistema Nacional de Investigadores (SNI) que están dentro de la institución con base en un fondo de 210 millones 400 mil pesos.