• STAFF

Esperanza del campo en el gobierno de López Obrador





Son cada vez más las organizaciones de productores las que  afirman que en el nuevo  gobierno  federal, que  presidente  Andrés Manuel López Obrador, hay esperanzas de que las cosas sean mejores, lo que genere beneficio para todos, para millones de  familias campesinas y del país.

No es para menos, estamos hablando del sector más importante del país por muchas razones:  ahí está la tierra productiva, ahí están los bosques, ahí están las especies de animales y plantas  más diversas, ahí están las aves, pero sobre todo ahí está el agua, el  oxígeno, ahí está la vida.

El campo es primordial, fundamental, para cualquier país, ahí está la fuente de la vida, ahí  se produce  todo los que consumimos para vivir, si el campo se detiene  se acaba la vida, así de sencillo.

Todo país  con un buen gobierno debe tener como centro el sector rural, su producción agrícola y la biodiversidad, cuidarlo significa  alimentos, agua, oxígeno, vida. Todo buen gobierno cuida su sector  rural, y en general la biodiversidad que ahí se encuentra.

Todo buen gobierno  promueve el arraigo de las familias campesina en sus comunidades dotándolas de servicios, de educación,  salud, cultura, deporte, alimentos, vivienda, transporte, etc.

En todo buen  gobierno se evita el crecimiento desordenado de las ciudades  y se  impulsa el sector rural para que sea productivo y atractivo.

Eso es lo que ven las organizaciones  de productores en este nuevo gobierno en sus primeros meses, le ven buenas cosas, y no sólo buenas intenciones, sino buenas acciones, buenos programas, buenas políticas hacia el sector rural del país.

Se decía que en el pasado gobierno priista y panista el campo creció, que el PIB  agropecuario  se fue a más del 13 por ciento, que  México se convirtió en exportador de diversos productos del campo, que la balanza comercial   fue superavitaria, que  en general  el campo creció como nunca.

Sin embargo, la realidad decía otra cosa, una enorme pobreza en amplios sectores de la población rural, graves problemas de salud, deficiencia en la infraestructura de salud, muchos problemas de inseguridad, bajos precios a los productos del campo, muchos intermediarismo, mucho dominio de las grandes empresas que controlan el mercado de los alimentos, mucha desigualdad social, mucha contaminación y agresión al medio ambiente.

Siempre se ha hablado en México de dos  realidades,  de dos campos: el campo de lo ricos y el  campo de los pobres, por un lado  el campo tecnificado, con buena infraestructura sobre todo en los estados del norte, y por otro el campo abandonado, el campo con poca  o ninguna tecnología, el campo de  los  500 kilos  de maíz por hectárea, el campo de millones de pobres, de millones de migrantes.

Esa es la realidad que se vive en el campo mexicano en donde la mayor pare de los recursos se destinaban a las grandes empresas, por eso se  hablaba de crecimiento, pero no para todos sino para un poderoso sector.

Por eso lo grandes grupos de productores del país ven con buenos ojos  al nuevo gobierno que encabeza López Obrador, considera que se  están haciendo bien las cosas y se está dando atención a los que no la tenían.

Los hechos hablarán, no las palabras, vamos  a ver  lo que sucede en  los próximos meses, las organizaciones responderán  si el gobierno  toma medidas buenas, las organizaciones de  productores tienen buenos líderes y saben lo que quieren, tienen mucha experiencia,  no quieren regalos, quieren apoyos, quieren un gobierno que las vea, las escuche, y les responda.

Este  gobierno deberá fortalecer por ejemplo la formación de  profesionales del campo, de técnicos, un  ejército de ellos debe estar en el campo para apoyar a los productores en todo lo que necesitan.

Este debe ser un gobierno muy capaz en materia  de campo, debe  ser ejemplo y líder mundial, debe mostrar  al mundo cómo se atiende el campo, cómo se atiende el mundo rural, cómo se atiende la producción de alimentos, cómo se cuida y protege la biodiversidad, cómo se cuida la salud de la población rural.

Si hacia allá van las cosas, los resultados van  a ser buenos para todos, este  podría ser el mejor gobierno para el campo, deseamos que así sea.

Cuando la corrupción se combate  en serio y se trabaja para los ciudadanos  las cosas cambian, y el campo no será la excepción. Los campesinos y productores de México le dan un  voto de confianza al nuevo  gobierno, es deseable que no les falle, existe la seguridad de que nos les fallará.





Periódico Poder Político 2020

Poder Político es una publicación de Editora del Sureste S.A.

Comentarios: periodicopoder_politico@hotmail.com