• STAFF

Primero se acusan mutuamente, luego ya son amigos



Quizás  las  política es como el deporte, en el juego hacen de todo, se gritan, hacen trampa, se acusan, se gritan, hasta se ofenden, pero después ya son buenos compadres,  como  si nada hubiera pasado.


Y no es que esté malo que los  políticos hagan las paces, se reconcilien, perdonen y todo, eso está muy bien, así deberíamos ser todos los humanos, sin embargo, para los  ciudadanos en temas políticos dar marcha atrás significa otra cosa.

Viene este comentario por las campañas  políticas en marcha en la que se ve como normal las descalificaciones, acusaciones, ofensas, mentiras, verdades, de todo, todo se vale, las leyes electorales, los políticos, los candidatos se dan con todo, se dan hasta con la cubeta, se avientan lodo, basura, de todo, pero al final hacen la paz y dicen aquí nada ha pasado,  lo que se dijo  fue por  la efervescencia política, por la euforia.

Entonces ¿ qué es la  política? ¿puro circo, maroma y teatro? ¿nada es válido? ¿lo que hoy se dice mañana  ya no vale? ¿ y lo ciudadanos? ¿ les vamos a decir que todo es falso, que todo es un juego?

Un político que afirma “ yo tengo ética, moral, me apego a las leyes vigentes”  entonces ¿por qué se desdice de lo que dijo? ¿ por qué no sostiene lo que dijo?  Si dice que tiene pruebas  de lo que dice ¿ por qué al final da marcha  atrás y dice que  no  dijo lo que dijo?. ¿ por qué son convencidos para dar marcha atrás y sujetarse a indicaciones?

Si el principio de uno de los partidos políticos es no robar, no mentir, no traicionar, ¿por qué los políticos mienten y no sostienen lo que dicen?.

Y no hablamos sólo de procesos electorales, sino de los políticos que   gobiernan y que antes en  campaña hicieron compromisos, prometieron mil cosas, pero nunca cumplieron, aquí se entiende que una cosa son las campañas y otra la hora de  gobernar, ya no es lo mismo, son dos cosas completamente diferentes.

Por ejemplo,  en campaña un candidato puede prometer la construcción de una carretera de tales dimensiones en equis lugar porque la gente  lo pide, cuando llega al gobierno se olvida de esa promesa, entonces afirma que hay prioridades, proyectos de gobierno, obras programadas, presupuesto etiquetado, todo cambia, la promesa queda en el olvido, los candidatos dejan de serlo, ya son gobierno, ya son otra cosa, antes era muy fácil acercarse a ellos, ahora ya no, ahora hay que pedir audiencia y esperar semanas o meses para ser recibidos ya no por el personaje sin por uno de sus secretarios.

La gente, los ciudadanos, se desencanta con estos políticos que  dice una cosa y hacen otra, por eso es que baja el interés por participar en los procesos políticos, la gente  va pero si le dan algo, si no para qué, a perder el tiempo no.

Pero volvamos al tema de las reconciliaciones, del  sanar heridas, del perdonar ofensas  y acusaciones.

A veces en campaña se dicen cosas graves como por ejemplo que equis candidato es dueño de tal fortuna, de tales propiedades, que evadió  impuestos, que sus declaración patrimonial es falsa, que desvió tales recursos, etc, incluso se hacen denuncias ante  las instancias correspondientes, las que inician investigaciones, al final no hay nada, todo queda perdonado, las denuncias son retiradas.

Entonces, la gente  ya no va a creer nada en futuras campañas, si sólo son estrategias para ganar adeptos, si sólo son inventos, la gente deja de creer.

Lo que pasa que pasa es que la campañas  en los últimos años se convertido en  rings políticos, en golpes bajos, en  descalificaciones, en acusaciones sin pruebas,  campañas de ataques, no de propuestas.

Se supone que las campañas serias son aquellas en  que los  políticos hacen propuestas sobre  temas que interesan a los ciudadanos: seguridad, campo, alimentación, salud, educación, vivienda, cultura, medio ambiente, etc, sobre eso deben ser las campañas, propuestas inteligentes, en enfocadas a generar  bienestar en la gente, ese debe ser  el  objetivo.

Pasado todo esto los ciudadanos van a ver qué sacan de provecho de las campañas, van  a analizar a los candidatos políticos, y ver  qué se rescata de ellos, si es que  hay algo que rescatar.

Si los ciudadanos vieron y escucharon que las descalificaciones y mutuas acusaciones entre candidatos carecen de valor y que al final se vuelven nada ¿ qué van a hacer? ¿por quién va a votar? sólo ellos saben, porque parece que elementos de peso no hay  para tomar decisiones.

¿En donde están los buenos  políticos? Los que convencen con atinadas y e inteligentes propuestas, pero sobre todo los políticos buenos y serios que piensan cumplir todo lo que  ofrecieron.

Periódico Poder Político 2020

Poder Político es una publicación de Editora del Sureste S.A.

Comentarios: periodicopoder_politico@hotmail.com