• poder politico PoderTV

Un Soborno Millonario en la Antesala de un Fallo Electoral

MARIO ALBERTO MEJÍA

Diez millones de pesos fueron repartidos el jueves pasado entre tres consejeros del Instituto Electoral del Estado (IEE) en aras de aceitar el voto que permitiría la consumación de la candidatura a la presidencia municipal de Puebla de Claudia Rivera Vivanco, revelaron fuentes ligadas a la trama.

La entrega del soborno se hizo, por separado, en la casa que Liza Aceves, exsecretaria del ayuntamiento, tiene en La Calera. Los nombres de los consejeros son Luz Alejandra Gutiérrez Jaramillo, José Luis Martínez López y Juan Pablo Mirón Thomé, quienes concluirán sus funciones en noviembre próximo. Según esta versión —confirmada por fuentes del ayuntamiento—, los consejeros desestimarán el fallo del Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP) relacionado con cuatro amonestaciones públicas a Rivera Vivanco por incurrir en actos anticipados de campaña, promoción anticipada y uso indebido de recursos públicos. Dichos consejeros —exonerados por el Instituto Nacional Electoral a raíz de un proceso en su contra por diversas irregularidades ocurridas en los comicios de 2018— integran la Comisión Permanente de Quejas y Denuncias, instancia que tendrá en sus manos la suerte electoral de la alcaldesa reeleccionista. De ellos y otros dos consejeros depende la decisión de desechar o no las citadas amonestaciones. Los multicitados, pues, conforman la mayoría necesaria para abrir la autopista electoral. En opinión de diversos juristas —entre ellos Gerardo Saravia, expresidente del TEEP—, existen los elementos claves para negarle a Claudia Rivera el registro como candidata de Morena, sobre todo después de las más recientes decisiones del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y del INE. Hace unos días, el columnista Gerardo Ruiz, de El Incorrecto, publicó estas reveladoras líneas: “No se sorprenda si a las oficinas de los consejeros locales comienzan a llegar maletas negras provenientes de una casa en La Calera, marcada con el número 2224, de la que en próximos días daré más detalles en una futura entrega. “(…) Si el resolutivo, tras la vista del TEEP, es a favor de negarle el registro a Claudia Rivera, la precandidata de Morena podrá decirle adiós, de una vez, a su obsesivo sueño de ser reelecta en la presidencia municipal, pero si el fallo no la sanciona quedará demostrado que el IEE tiene cargada la balanza a favor de la edil con licencia”. En cosa de horas sabremos cómo se moverán las aguas. Hay que decir que, según las fuentes, hubo un primer encuentro entre Claudia Rivera y los tres consejeros. Nunca en grupo. Siempre por separado. Una primera oferta fue desechada por ser “obscenamente baja”. Y es que la propuesta consistía en 200 mil pesos por cada uno. Tras un segundo encuentro, las cifras se cuadraron hasta llegar a los diez millones repartidos entre tres. Uno de los citados habría dicho una frase contundente: “Nosotros nos vamos en noviembre. Ya no tenemos nada que perder”. El pragmatismo a todo lo que da. Ufff.