Arranque formal de parquímetros causa confusión y descontento entre los poblanos


En el primer día formal de cobro de parquímetros, se mantuvo el desconocimiento de algunos usuarios para hacer el pago a través de un dispositivo móvil


El arranque formal de los parquímetros en la capital poblana inhibió el uso de cajones de estacionamiento en la vía pública, ocasionó confusión y descontento entre los pocos usuarios y, como adelantó la autoridad municipal, trajo las primeras sanciones para quienes hicieron mal uso de estos.


Durante un mes, el Ayuntamiento de Puebla buscó que la ciudadanía se adaptara a este proyecto que se dificulta para quienes no son afines a la tecnología, pero durante el primer día formal de cobro se mantuvo el desconocimiento de algunos usuarios para hacer el pago a través de un dispositivo móvil.


Otros más optaron por utilizar estacionamientos privados frente a la desconfianza de un posible robo de autopartes que no están cubiertas con el pago del servicio en la vía pública.


En un recorrido en el polígono de los parquímetros que van de la 12 a la 17 Poniente- Oriente y del Bulevar 5 de Mayo a la 13 Sur, donde fue evidente que varios de los 3 mil 600 cajones de aparcamiento se encontraban desocupados.


Inclusive algunas calles como la 11, 12 y 7 Oriente- Poniente lucían desoladas en comparación con días pasados, puesto que solo un par de carros eran los que estaban estacionados.


A la par, los franeleros, el apartado de lugares y el incumplimiento de los reglamentos viales como solo usar un cajón, estacionarse en el lugar correcto, no sobrepasar el tiempo máximo de cuatro horas y no hacer dobles filas fue lo que se vio reflejado en esta etapa donde las multas ya tienen un costo.


USUARIOS DESCONOCÍAN LA OPERACIÓN DE LOS PARQUÍMETROS

Fueron los usuarios quienes expusieron que no hubo difusión de este proyecto, ya que no sabían cómo usar los parquímetros, puesto que la mayoría de las personas entrevistadas preguntaron con otros ciudadanos que se encontraban en las calles o en los negocios donde se paga el cajón para saber cómo funcionan los parquímetros.


De acuerdo con un usuario, quien intentó estacionarse en la calle 8 Poniente, tampoco se informó qué pasará con los carros que no son propios, ya que él conduce el vehículo de la institución en donde trabaja, pero no puede registrarlo porque no es suyo.


Por ello es que trata de aparcar una hora para hacer compras de la escuela o realizar las actividades que le encomiendan, pues escuchó que ese tiempo es gratis.


De lo contrario prefiere pagar un estacionamiento, ya que no sabe cuánto tiempo va a tardar y por ende prefiere evitar una sanción.


“No sé cómo funciona, entiendo que hay una aplicación, pero como igual el vehículo no es mío, sino de una institución no sé quién debe registrarlo, no conozco, la verdad”, dijo.