Crisis se agudiza en poblanos por alzas en alimentos de 7.2%


De acuerdo con el INPC, los alimentos, bienes y servicios son más caros en comparación con 2021.


Ante los incrementos de más de 7.29 por ciento de los productos de la canasta básica y de diferentes servicios, las familias poblanas comienzan a vivir un momento dramático que tiende a agudizarse.


Anselmo Chávez Capó, investigador de la Licenciatura en Administración Financiera y Bursátil de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep), explicó que la inflación general anual ya superó los incrementos salariales del año y la situación en las familias se torna más complicada en el marco del primer trimestre del año.


De acuerdo con el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), en general, los alimentos, bienes y servicios son más caros en comparación con el año pasado ante una serie de factores externos que impactan en los bolsillos de los integrantes de las familias.


Ante las complicaciones actuales, con dificultades se logrará un crecimiento económico que se traduzca en mejores empleos en este año para la población, situación que obliga a cuidar el gasto en las familias.


Señaló que la inflación es un factor económico que incide de manera significativa antes, durante la pandemia y lo que va del presente año, sobre todo en la realidad económica de las madres de familia, padres de familia, estudiantes y trabajadores.


“Estamos viviendo un momento económico sumamente complicado, los efectos de la inflación, impactos derivados de la crisis sanitaria que abarcó a todo el globo terráqueo, así como el conflicto geopolítico en Europa oriental mantienen el crecimiento económico en un hilo, con negras expectativas”, apuntó el investigador.


El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) presentó una leve disminución en su tendencia negativa al registrar una variación anual de 7.29 por ciento en la primera quincena de marzo del 2022, con lo que se ubicó por debajo del estimado, comentó Chávez Capó.


“El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) presentó un crecimiento de 0.48 por ciento respecto a la quincena anterior; por otra parte, el índice de precios subyacente registró un incremento de 0.35 por ciento quincenal y de 6.68 por ciento anual.


Los precios de los productos agropecuarios crecieron 0.24 por ciento y los de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno 1.35 por ciento a tasa quincenal”, explicó.


El investigador de la Upaep destacó que, en general, las economías del mundo se ven afectadas por la variación de precios en el nivel general de precios, los “cuellos” que se han presentado en las cadenas de producción y por los incrementos en las materias primas en los meses de enero y febrero de 2022.


“Cuando todo parecía que se estaba estabilizando en la solución de este problema, se presenta el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, lo que ha provocado que las cadenas de producción se vuelvan a modificar con los problemas del gas y del petróleo y dé paso al incremento de la inflación de nueva cuenta”, añadió Chávez Capó.