top of page

Asesinatos por placer, violaciones y saqueos: las declaraciones de un soldado desertor ruso

sobre los crímenes de guerra en Bucha


Nikita Chibrin, un soldado ruso de 27 años que desertó a las tropas del Kremlin, huyó a España en búsqueda de asilo, tras ser testigo de los crímenes atroces que cometían sus compañeros de armas durante la invasión a Ucrania ordenada por el presidente Vladimir Putin.


Chibrin es oriundo de la ciudad rusa de Yakutsk y pertenecía a la 64ª Brigada de Fusileros Motorizados de Guardias Separados, una de las unidades de Putin señaladas de cometer crímenes de guerra en la región de Bucha.



En una declaración ofrecida a la cadena CNN, el ex soldado ruso aseguró que desertó de sus funciones militares tras vivenciar las atrocidades cometidas por sus compañeros a personas civiles en Ucrania durante la invasión.


Dijo que tenían la “orden directa de matar”. De matar a cualquier persona, incluyendo civiles, que difundieran algún dato que pudiese revelar su ubicación en el territorio ucraniano.


“Si alguien tenía un teléfono, se nos permitía dispararle”, dijo Chibrin. “Hay maníacos que disfrutan matando a un hombre. Esos maníacos aparecieron allí”, agregó.


Uno de los crímenes que más afecó al ex soldado, fue cuando se enteró de una violación por parte de sus compañeros de armas contra una mujer y su hija.


“Los vi correr, luego supe que eran violadores. Violaron a una madre y a una hija”, contó. Lo que más lo indignó fue que sus comandantes al enterarse del delito solo se encogieron de hombros como si no les importara. Chibrin dijo que los violadores fueron golpeados pero nunca castigados.


“Nunca fueron encarcelados. Solo despedidos. Así como así: ‘¡Váyanse!’ Simplemente fueron despedidos de la guerra. Eso es todo”, relató.


Además contó que, los soldados rusos cometían robos y saqueos generalizados de todo tipo de productos por donde pasaban.

bottom of page